Polinesia Francesa


La Polinesia Francesa es una colectividad de ultramar francesa localizada al sur del océano Pacífico. Está compuesta de 118 islas y atolones de los cuales 67 están habitados. La isla Tahití, en el archipiélago las Islas de la Sociedad, es la más famosa y poblada de las islas, con Papeete, la capital y localidad más grande, localizada en ella.

Historia

En cuanto a sus primeros habitantes la hipótesis generalmente aceptada en la actualidad es aquella que se basa en una colonización de la Polinesia desde el Sudeste asiático.

Hacia el 3 000 a.C., ciertos habitantes del litoral de China meridional comienzan a atravesar el estrecho para instalarse en Taiwán. Hacia el 2 000 a.C., nuevas migraciones tienen lugar de Taiwán hacia Filipinas, después hacia Sulawesi y Timor y de ahí hacia las demás islas del archipiélago indonesio. Hacia el 1 500 a.C. otro movimiento migratorio lleva a pueblos filipinos hacia Nueva Guinea y más allá, a las islas del Pacífico, sobre todo a las islas Fiji. Los Austronesios son sin lugar a duda los primeros navegantes de la historia de la humanidad.

En lo que respecta a la Polinesia, las islas Marquesas son las primeras en ser colonizadas en los alrededores del siglo I d.C., seguidas por las islas de la Sociedad alcanzadas hacia 300 de nuestra era, posteriormente, los pueblos polinesios alcanzaron la isla de Pascua (500), Hawaii (900) y Nueva Zelanda (1100).

No es hasta el 24 de enero de 1521 que la Polinesia es "descubierta" por un europeo, o por lo menos una pequeña parte de ella. El portugués Fernando de Magallanes, al mando de la expedición española de circumnavegación del mundo, se encuentra con la isla Puka-Puka, a la cual luego nombró San Pablo, en Tuamotu, un archipiélago localizado en el océano Pacífico, al este de las islas de la Sociedad de la Polinesia Francesa. Tras esta novedad en el mundo europeo fue que se encontraron con varias otras islas del área: En 1595, los Españoles Álvaro de Mendaña y Pedro Fernández de Quirós descubren las islas Marquesas. El 4 de febrero de 1606, Quirós descubre el grupo Actéon, y más tarde, el 10 de febrero de 1606 Hao. En 1616, los neerlandeses Jacob Le Maire y Willem Schouten llegan a Takaroa, Takapoto, Ahe y Rangiroa. Tras estas primeras visitas, las islas permanecerán sin otro contacto por más de un siglo. Recién en el año de 1722 es que siguen estos descubrimientos.

Las misiones cristianas comenzaron con los sacerdotes españoles que se quedaron en Tahití a partir de 1772 hasta 1775; los cristianos protestantes de la Sociedad Misionera de Londres se establecieron definitivamente en la Polinesia en 1797.

El rey Pomare II de Tahití se vio obligado a huir a Moorea en 1803, él y sus súbditos se convirtieron al protestantismo en 1812. Los misioneros católicos franceses llegaron a Tahití en 1834; su expulsión en 1836 causó que Francia enviara un buque de guerra en 1838. La colonización francesa de Polinesia comienza en mayo 1842 cuando el almirante Abel Aubert Du Petit-Thouars, jefe de la flota francesa en Oceanía anexiona siguiendo los consejos de Jacques-Antoine Moerenhout las islas Marquesas. En 1842, Tahití y Tahuata fueron declaradas un protectorado francés, para permitir que los misioneros católicos trabajaran sin ser molestados. La capital de la localidad fue fundada en 1843. En 1880, Francia se anexionó Tahití, cambiando su estatus de un protectorado al de una colonia.

Los grupos de islas que componen la Polinesia Francesa no estaban oficialmente unidos hasta el establecimiento del protectorado francés en 1889.

Desde 2013, Polinesia Francesa reintegra la lista de las Naciones Unidas de territorios no autónomos.

Política

Entre 1976 y 2004, la Polinesia Francesa mantenía el estatus de Territorio de Ultramar. Desde 2004, es una Colectividad de Ultramar. El presidente de la Polinesia Francesa es el jefe de Gobierno. El poder ejecutivo está representado por el presidente, el Alto Comisionado, el presidente de la Asamblea y el gabinete o Consejo de Ministros. El poder legislativo está representado por la Asamblea de la Polinesia Francesa. La Polinesia Francesa no cuenta con un ejército como tal, y las labores de defensa del archipiélago son responsabilidad de Francia.

Organización territorial

La Polinesia francesa se compone de cinco divisiones administrativas que se enumeran aquí:

  • La subdivisión de las Islas Marquesas.
  • La subdivisión del Tuamotu-Gambier.
  • La subdivisión de las Islas de la Sociedad.
  • Islas de Sotavento (de la Sociedad) (395 km²)
  • Islas de Barlovento (de la Sociedad) (1195 km²)
  • La subdivisión de las Islas Australes.

Geografía

El territorio está ubicado en la porción sudoriental de la Polinesia. La mayor parte de las islas son de origen volcánico, con importantes formaciones coralinas. El relieve es montañoso, en general, y el clima tropical con abundantes precipitaciones. Suelos de relativa fertilidad permiten el desarrollo de la agricultura. Las islas de Barlovento y las de Sotavento forman el Archipiélago de la Sociedad. Los ensayos nucleares en los atolones de Mururoa y Fangataufa llevados a cabo por Francia durante 26 años han causado cuantiosos daños ambientales y humanos.

Las islas de la Polinesia Francesa suman un total de 4 167 km², de los que 3.265 corresponden a islas habitadas, y se encuentran esparcidas sobre 2.500.000 km² de océano. Está compuesta por varios grupos de islas de origen volcánico o coralino, situadas en un área de alta actividad sísmica. La isla más grande es Tahití.

Entre las islas y atolones principales destacan Bora Bora, Hiva’Oa, Huahine, Maiao, Maupiti, Mehetia, Moorea, Nuku Hiva, Raiatea, Tahaa, Tetiaroa, Tubuai y Tupai.

Clima

Tahití y sus islas se extienden por un área tan grande como Europa, e hicieron falta muchas expediciones y años de exploración para descubrir y trazar en los mapas sus posiciones. Refrescado por las suaves brisas del Pacífico, el clima de estas islas es soleado y muy agradable. En realidad, sólo existen dos estaciones: desde noviembre hasta mayo el clima es caluroso y húmedo, de junio a octubre es fresco y seco. Aunque muchas de las lluvias caen durante la estación calurosa, la mayoría de los días son soleados durante estos meses, con vientos refrescantes. El promedio anual de temperatura tomada en el Aeropuerto Internacional Faa'a es de 25,9°C.

Economía

La economía de la Polinesia Francesa está medianamente desarrollada, depende de la importación de recursos productivos, el turismo y las ayudas financieras provenientes de Francia. Existen instalaciones turísticas bien desarrolladas y disponibles en las principales islas. La moneda de curso legal es el Franco CFP (antes lo era el Franco de Polinesia Francesa), y si bien algunos comerciantes aceptan monedas extranjeras, la mayoría de los turistas se ven decepcionados por la negativa de éstos para recibir dólares o cualquier otra divisa.

El turismo es una de las principales actividades económicas de la Polinesia Francesa.

El PIB de la Polinesia Francesa en 2006 fue de 5,65 mil millones de dólares de EE.UU. Al tipo de cambio de mercado, la quinta economía más grande de Oceanía, después de Australia, Nueva Zelanda, Hawái y Nueva Caledonia. El PIB per cápita fue de 21.999 dólares de los EE.UU. en 2006 (a tipo de cambio de mercado, no en PPA), inferior al de Hawái, Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, aunque superior al de todos los Estados independientes insulares de Oceanía.

Los productos agrícolas principales son el coco, la vainilla, verduras y frutas. Sus mayores recursos naturales son la madera, el pescado y el cobalto.

En 2008 las importaciones de la Polinesia Francesa ascendieron a 2,2 millones de dólares de EE.UU. y las exportaciones ascendieron a 0,2 millones de dólares EE.UU. El principal producto de exportación de la Polinesia Francesa es su famosa perla negra Tahitiana que en ese año representaron el 55% de las exportaciones (en valor) en 2008.

Idiomas

El francés es el idioma oficial de la Polinesia Francesa. Una ley orgánica del 12 de abril de 1996 que establece que: "aunque el francés es la lengua oficial, el tahitiano y otros idiomas polinesios también se pueden utilizar". En el censo de 2007, entre la población cuya edad era de 15 años y superior, el 68,5% de las personas informaron de que la lengua que más hablaban en casa era francés, el 29,9% informó de que la lengua que hablan más en casa era una lengua polinesia (cuatro quintos de los cuales era tahitiano), un 1,0% en chino (la mitad de los cuales eran Hakka), y 0,6% otro idioma. En el mismo censo, 94,7% de las personas cuya edad era de 15 o superiores informaron de que podía hablar, leer y escribir en francés, mientras que sólo el 2,0% informó que no tenían ningún conocimiento de francés. El 74,6% de las personas cuya edad era de 15 años o más informaron de que podían hablar, leer y escribir una de las lenguas polinesias, mientras que 13,6 % informó que no tenían conocimientos de cualquiera de las lenguas polinesias.

Religión

El cristianismo es la religión principal de las islas, 53% pertenece a grupos cristianos protestantes y un 33% pertenece a la Iglesia católica.

Educación

La educación es proporcionada por Francia. La Polinesia Francesa cuenta con una universidad, la Universidad de la Polinesia Francesa (Université de la Polynésie Française UPF), localizada en Faa’a en Tahití. Ésta es una pequeña universidad que cuenta con 2.000 alumnos. Luis Peltzer, antiguo ministro de cultura de la Polinesia Francesa ha sido electo presidente de la universidad durante 5 años. Existen aproximadamente 60 investigadores en la universidad. La tasa de alfabetización, personas mayores de catorce años que saben leer y escribir, era de 98%.

Salud

En 2014 la esperanza de vida era de 76,7 años, 74,5 para los varones y 79,1 para las mujeres. La tasa de mortalidad infantil ronda los 4,7 niños por cada 1000 recién nacidos vivos, una de las más bajas en el mundo. Como en el resto de Francia, la población cuenta con asistencia sanitaria universal; sin embargo, casi el 3% de la población tenía un acceso difícil a la atención médica, principalmente por lo remoto de su domicilio.

Música

La música de la Polinesia Francesa estuvo a la vanguardia de la escena de la world music en 1992, con el lanzamiento de las grabaciones del Coro de Tahití acompañados con voces de música cristiana llamada himene tārava, grabadas por el musicólogo francés Pascal Nabet-Meyer. Esta forma de canto es común en la Polinesia Francesa y las Islas Cook, y se distingue por una caída única en el tono al final de las frases, lo cual es una característica formada por varias voces; también se acompaña de gruñidos constantes de staccato, y sílabas sin sentido.

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797