ITALIA

Italia es un país variado y multifacético, en el cual una docena de civilizaciones ha vivido y se ha desarrollado; es un país en donde el arte y la cultura hacen parte integral de la vida, y en el cual los conceptos de "belleza y buen gusto", sobre diseño y moda, son asuntos de orden nacional.  

Norte de Italia

Es la región de los Alpes, la planicie del Po y los Apeninos Etruscos y de Liguria. Piamonte y el Valle de Aosta tienen algunas de las montañas más grandes de Europa y cuentan con muchas zonas para practicar deportes de invierno. Varios ríos recorren esta región y se dirigen hacia la cuenca del Po. En el norte se encuentra también la zona de lagos más impresionante de Europa, los más importantes son, el Maggiore, Como y Garda. Los suelos de la cuenca del Po, son muy fértiles y es por eso que esta ha sido una de las regiones más prósperas de Italia. Hacia el este, el Po desemboca en el Adriático, las planicies son un poco más elevadas que las orillas del río. Los bancos de arena (naturales o artificiales) evitan las inundaciones.    

Italia Central

Se encuentra al norte de la península italiana. Toscana tiene un paisaje muy variado con montañas cubiertas de nieve (los Apeninos Toscanos), una vegetación exuberante, colinas y un litoral con playas de arena fina y algunas islas a corta distancia de la costa. Las Marcas, es la región que se encuentra entre los Apeninos y la costa Adriática, es una región montañosa atravesada por varios ríos y que cuenta con pequeñas planicies fértiles. Las regiones montañosas de los Abruzos y Molise están rodeadas por las Las Marcas y Puglia en el sur y separadas por el Mar Tirreno; además limitan al este con el Lazio y Campania. Umbria se conoce como el «corazón verde de Italia» y su paisaje es de planicies y colinas con plantaciones de olivos y pinos. Aún más al sur se encuentra Roma, la capital, que es además la ciudad más grande del país. Dentro de Roma se encuentra la Ciudad del Vaticano.

Sur de Italia

Campania tiene muchas planicies y colinas y se extiende desde la Bahía Domizia hasta la Bahía de Nápoles, a lo largo del litoral rocoso de Calabria. En el interior, los Apeninos son poco elevados, formando un paisaje magnífico en los alrededores de Sorrento. Las islas de Capri, Ischia y Procida en el Mar Tirreno forman también parte de Campania. El sur, que está menos urbanizado que el norte, se caracteriza por sus grandes cultivos de olivos, sus bosques y colinas. Puglia es el "tacón de la bota" y su paisaje está compuesto de colinas volcánicas y algunos pantanos. Calabria, es la "punta de la bota", tiene muchos bosques y está muy poco poblada. En las colinas de Calabria existen aún muchos lobos y osos.  

Las Islas

Sicilia, es una isla fértil y montañosa (aquí se encuentra el Etna) y con paisajes de origen volcánico. Cerdeña (Sardegna) tiene también un paisaje montañosos, playas de arena muy fina y algunos islotes rocosos cerca de la costa.

Su patrimonio artístico, arqueológico y arquitectónico es uno de los más ricos del mundo; cada ciudad, cada región, conserva el testimonio de diversos periodos de civilizaciones y de culturas.

Es un país moderno y desarrollado, que mantiene vivas las tradiciones medievales incluso en ciudades muy industrializadas. El ritmo de vida es frenético, sobre todo en los centros urbanos de Roma, Milán y Nápoles, mientras que en las zonas montañosas y rurales la vida discurre plácidamente.

Se suele decir los italianos del norte son laboriosos, agudos para los negocios y reservados, mientras que los del sur se caracterizan por su franqueza, su afabilidad y su ingenio.

La religión es parte integrante de la cultura, con un elevado número de católicos practicantes y una arraigada creencia en los milagros.

Los italianos suelen ser muy autocríticos en cuestiones morales y políticas, aunque poseen un fino e irónico sentido del humor.

‘Bella vita’

En pocos sitios arte y vida se entremezclan de forma tan natural. Esta es la tierra de Dante, Miguel Ángel, Leonardo y Botticelli, pero también la de Salvatore Ferragamo, Giorgio Armani y Gualtiero Marchesi. Comida, moda, arte y arquitectura –enseguida se entiende que el origen de la patología italiana es el compromiso inquebrantable con la buena vida–. Gran cantidad de italianos muestran un enorme interés por el regusto floral del queso de oveja, la manera correcta de cortar mármol y los matices de un concierto de Vivaldi. Esconderse detrás de la disinvoltura (apariencia de naturalidad) es apasionarse con la letra pequeña de la vida. El viajero debe relajarse, fijarse en los detalles y disfrutar de la propia bella vita.

‘Bon appetito’

Italia es un banquete infinito de platos, pero da igual la magnitud del atracón, uno siempre tiene la sensación de no haber pasado de los antipasti. Un trozo de pizza artesana, un cucurucho de fritto misto (pescado frito) o un helado de pistacho…, hasta el bocado más básico puede ser una revelación. El secreto está en la cuidada –incluso obsesiva– elección de ingredientes frescos, de temporada y de primera calidad. Aunque sus orígenes son humildes y rústicos y el movimiento Slow Food intenta proteger esas raíces artesanales, la cocina italiana moderna está llena de inventiva. El viajero debe dejarse llevar en el supermercado Eataly de Slow Food, hacer una cata en la Academia Internacional del Vino de Roma y visitar viñedos y olivares para conocer las técnicas de producción de los prestigiosos vinos y aceites que acaban en su mesa.

‘Bel paese’

Como un homenaje al amor que sienten los italianos por la moda, el país tiene forma de bota y, por ello, es uno de los más fácilmente reconocibles del mundo. Estilizada y elegante, tres de sus lados los flanquean cuatro mares del Mediterráneo: Adriático, Jónico, Tirreno y el mar de Liguria. El muro que forman los Alpes y los Dolomitas sitia el gélido norte y su orla de centelleantes lagos glaciares, mientras que en el sur amenazan con estallar los volcanes Etna, Vesubio y Estrómboli. Más allá de la imagen estereotipada de ciudades de arte y museos, Italia es un lugar tanto para hacer como para ver. ¿Qué puede superar a un descenso por la sima vertical de la garganta de Gola su Gorropu, a atravesar a caballo los terrenos pantanosos de la Maremma y a bucear por aguas centelleantes repletas de coral y barracudas? Cuando el viajero crea que todos los rincones de este increíble país ya han sido explorados, vividos y esquilmados, solo tiene que hojear unas pocas páginas de esta guía y descubrir que algunos de los secretos mejor guardados de Italia están justo delante de sus narices.

SITIOS DE INTERÉS

Valle d’Aosta: Ciudades: Aosta.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Estaciones de esquí de Courmayeur y Breuil-Cervina. Piamonte: Ciudades: Alba, Asti y Turín.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Región vinícola de Le Langhe.
   
Lombardía: Ciudades: Milán, Pavía, Cremona, Mantua y Bergamo.
    
Lugares de interés y centros de vacaciones: Lago Como, Lago Maggiore, Lago Garda y los complejos turísticos de montaña de Madesimo, Stelvio, Santa Caterina, Bornio, Aprica y Chiesa.
    
Liguria: Ciudades: Génova.
    
Lugares de interés y centros de vacaciones: Portofino, Playa de Santa Margarita Ligure y Rapallo.
    
Trentino-Alto Adige: Ciudades: Trento, Bolzano y Merano.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Complejos turísticos de montaña de Solda, Selva di Val Gardena, Pozza di Fassa y San Martino di Castrozza.
   
Véneto: Ciudades: Venecia, Padua, Verona, Vizenza, Abano y Montegrotto.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Los complejos turísticos del mar Adriático de Lido di Iesolo, Bibiole y Caorle.
   
Emilia-Romagna: Ciudades: Bolonia, Parma, Ravena y Faenza.
   
Friuli-Venecia Giulia: Ciudades: Trieste.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: La mayoría de las estaciones de esquí italianas se encuentran, o en los Alpes o en los Dolomitas, en esta región.
   
Italia Central: Regiones Administrativas: Toscana, Marche, Umbria, Abruzzi, Molise y Lazio.
   
Toscana: Ciudades: Florencia, Siena, Pisa, Arezzo, Lucca, Volterra, Livorno y Carrara.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Viareggio, Forte dei Marmi, Lido de Camaiore, Marina de Pietrasanta y Marina di Massa.
   
Marche: Ciudades: Ancona, Urbino y Loreto.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Gabicce, Pesaro, Fano, Civitanova y Porto Potenza Picena.
   
Umbria: Ciudades: Perugia, Assisi y Orvieto.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Parque Nacional Monte Sibillini, Parque Regional Monte Cucco, y Parque Regional Trasimeno.
   
Abruzzi: Ciudades: Tagliocozzo.
 
Lugares de interés y centros de vacaciones: Giulianova, Silvi Marina, Francavilla y Montesilvano.
   
Lazio: Ciudades: Roma y la Ciudad del Vaticano.
   
Lugares de interés y centros de vacaciones: Frascati, Ostia y Castel Gandolfo.
    
El Sur de Italia: Regiones Administrativas: Campania, Puglia, Basicilata y Calabria.
    
Campania: Ciudades: Nápoles, Caserta, Sorrento, Caprí, Amalfi, Ravello y Positano.
    
Lugares de interés y centros de vacaciones: Volcan Vesubio, Ruinas de Pompeya y Herculano, Templos Griegos de Paestro, Caprí y La Isla de Ischia.
    
Puglia: Ciudades: Bari, Taranto, Brindisi.
    
Lugares de interés y centros de vacaciones: Selva de Fasano, Canosa di Puglia y el Convento de San Giovani Rotondo.
    
Basilicata (Lucania): Ciudades: Metaponto y Potenza.
   
Calábria: Ciudades: Catanzaro, Cosenza y Tropea.
    
Lugares de interés y centros de vacaciones: Montañas Sila y La Costa del Mar Tirreno.
   
Las Islas Italianas: Regiones Administrativas de Sicilia y Cerdeña.
   
Sicilia: Ciudades: Palermo, Siracusa, Catania, Messina, Monreale, Agriento y Taormina.
   
Lugares de interés: Volcan Etna, Cefalú, Tindari.
   
Cerdeña: Ciudades: Cagliari, Sassari, Nuoro y Olbia.


ROMA------+


 La "ciudad eterna" ejerce una fascinación especial en los turistas que la visitan. Capital de Italia y la ciudad más grande del país, esta llena de reliquias de más de 2000 años de historia. En muy pocos lugares del mundo el visitante se enfrenta con el pasado de una manera tan inmediata y poderosa. Tiene una atmósfera única. Los monumentos de épocas antiguas y del esplendor del Barroco son el telón de fondo del agitado zumbido de las motocicletas y de los animados cafés de la calle.
   
Las calles contienen vestigios de todas las épocas de la rica historia de Roma, el Coliseo y el Foro son los más famosos del período clásico, los antiguas basílicas testimonian de la era cristiana temprana. Como la ciudad principal de Contador-Reforma, no es sorprendente que a Roma también le hayan infundido aires barrocos. Es, de hecho, la influencia del siglo XVII la que identifica a la ciudad a través del trabajo de arquitectos tales como Bernini, Maderno y Borromini. Las magníficas plazas y las ostentosas fachadas están cubiertas de pinturas y de esculturas de algunos de los artistas del renacimiento y barrocos más importantes - Michelangelo, Bernini, Caravaggio, Caracci y Raphael por nombrar sólo algunos.
    
La vía del Corso, avenida principal de Roma, cruza la ciudad entera, yendo desde el centro de la Piazza Venezia en el sur, donde esta el enorme monumento de mármol a Vittorio Emanuele (erigido a finales del siglo XIX para honrar al primer rey de Italia y para conmemorar la unificación italiana), para emerger hasta la Piazza del Popolo en el norte, más allá donde se extiende el fresco refugio verde de la Villa Borghese. Al este de la Vía del Corso se encuentran calles elegantes para hacer compras como por ejemplo la Vía Condotti y la Vía Borgognona que conducen a la Plaza de España y a las famosas Escaleras. En la cercana Fuente de Trevi los visitantes garantizan su regreso a Roma lanzando una moneda en sus aguas. Al oeste de la Vía del Corso un laberinto de estrechas calles nos llevan hacia el

     

Río Tíber. Aquí, en el centro histórico de Roma, se encuentra el monumento romano antiguo más completo. El Panteón, en la Plaza de la Rotonda, fue la obra del emperador Adrián y fue acabado en el año 125 DC. Monumental en escala, el diámetro de la bóveda y su altura son exactamente iguales, mientras que el interior del edificio está iluminado por la luz del sol que entra a través de un agujero de 9m en el techo de la bóveda. Un poco más lejos del Panteón se encuentra la Plaza Navona. Es una larga plaza, en un estilo clásico, pero reconstruida en el siglo XVII por deseos del Papa Inocencio X en el más depurado estilo barroco. Siempre está llena de gente tanto en el día como en la noche. Es aquí donde los romanos vienen en las tardes de verano a sentarse en una de las muchas terrazas de café o a mirar a los pasantes desde la tarde hasta la noche.
   
Cruzando el Tíber se encuentra la Ciudad del Vaticano, un estado soberano independiente. En el camino hacia el Vaticano el visitante pasará frente al casco circular del Castillo de San Angelo, lugar del entierro del emperador Adrián y principal defensa fortificada de la ciudad papal. Más hacia el sur, el distrito de Trastevere es el lugar alternativo de la ciudad y ahí se encuentran muchos bares, restaurantes y numerosos centros nocturnos. Desde siempre los habitantes de Trastevere consideran su barrio como separado de Roma siendo el río la frontera, una independencia que se celebra cada año en julio con la Fiesta Noiantri.
        
Ciudad del Vaticano: A la orilla derecha (oeste) del Tíber, la ciudad del Vaticano es un estado soberano independiente. Alberga entre otros monumentos, la magnífica Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina. Enfrente de la basílica se encuentra la Plaza de San Pedro que data del siglo XVII, una magnífica creación de Bernini. De cada lado hay columnatas semicirculares, y en el centro de la plaza hay un obelisco egipcio labrado durante el reinado de Calígula. Para más información entre en contacto con la oficina de información turística de la Plaza de San Pedro. Los Jardines del Vaticano solamente pueden ser visitados en excursiones turísticas o en autobuses con guía. Las entradas están disponibles en la oficina de información turística en la plaza de San Pedro; es recomendable pedirlas con dos días de adelanto. A la derecha de la Plaza de San Pedro se encuentra el Palacio del Vaticano, la residencia del Papa. Entre las características principales del Palacio están el Stanze, la Capilla Sixtina, los Jardines del Palacio o Belvedere, la Biblioteca del Vaticano y las colecciones del Vaticano, conteniendo importantes obras de arte y valiosos cuadros. El Museo y la Casa del Tesoro incluyen la Colección de Antigüedades, el Museo Pio-Clementino, el Museo Egipcio, el Museo Etrusco y el Museo de Arte Religioso Moderno. Hay un restaurante en el museo, un bar y una cafetería en la azotea de San Pedro.
     
El Valle de Aosta: Una región de escenarios accidentados al pie de las montañas más altas de Europa: Mont Blanc, Monte Rosa, Cervino y Gran Paradiso, en las fronteras con Francia y Suiza. El Valle de Aosta es políticamente autónomo y de cierta manera culturalmente distinto del resto de Italia; el francés es hablado como primera lengua por la mayoría de los habitantes. Las pintorescas ruinas de los incontables castillos y de otras fortificaciones atestiguan de la inmensa significación estratégica de esta región antes de la era del transporte aéreo, ya que es la puerta de salida a dos de las rutas más importantes a través de las montañas, los Pequeños y los Grandes Pasos de San Bernardo. Las industrias principales son el turismo, vinícola, agrícola y la herrería.
   
Se pueden ver búfalos en el Parque Nacional de Gran Paradiso, un destino popular entre los exploradores de colinas y escaladores y es la ocasión para ver fauna de la región, como el búfalo y la gamuza. El Túnel del Mont Blanc ha reemplazado en gran parte los Pasos de San Bernardo como la principal ruta de carga por tierra.
    
Aosta: La principal ciudad del Valle de Aosta tiene muchos edificios romanos y medievales bien conservados. Las murallas romanas de la ciudad estan casi completas y, dentro de ellas, la ciudad vieja conserva la planificación en cuadrícula de las calles características de todos pueblos militares. La impresionante Porta Pretoria, forma la entrada principal a la vieja ciudad romana, una noble familia medieval vivió en esa torre, que ahora contiene exposiciones temporales. Otros sitios romanos antiguos son el Teatro Romano, dónde todavía se llevan a cabo representaciones de teatro en una plataforma que tiene vista hacia el viejo teatro; el Arco di Augusto, erigido en al año 25a. de C. para honrar al emperador Augusto (por quién la ciudad se nombra, Aosta que es un diminutivo de Augustus); el Foro y el muy bien conservado Puente Romano, que alguna vez arqueó con gracia sobre el Río Butier, ahora casi seco.
    
Estaciones de esquí: Hay varios centros de esquí importantes en el área, los más notables son Courmayeur y Breuil-Cervinia. Otras estaciones en el Valle de Aosta son Chamois, Gressoney, la Thuile, Pila y Valtournenche.
     
   
Lugares de interés: La Costa Esmeralda y los centros turísticos de veraneo de: Santa Margherita di Pula, Alghero, Santa Teresa, Porto Cervo, Capo Boi y la Isla de la Magdalena.

Otras ciudades-----

La parte superior de la Cuenca del Po está densamente poblada y es el sitio donde se encuentra la industria pesada más importante de Italia, una gran llanura con enormes fábricas y repleta de autopistas. En contraste, las montañas del oeste, en la frontera con Francia, son escasamente pobladas y tienen una economía enteramente agrícola. La región vinícola de Le Langhe ofrece un paisaje de viñedos colgantes, viejas ciudades en lo alto de las colinas y, debido al poco número de visitantes, es una región muy tranquila. Al norte está el Lago Maggiore (Mayor), el más hermoso de los lagos italianos del norte y es popular desde las épocas romanas como lugar de retiro para los habitantes de la ciudad.
Turín: Turín (Torino) es la ciudad más grande de la región y la cuarta más grande del país. En las primeras décadas de este siglo, era la capital mundial del automóvil. Fue aquí donde se creó el futurismo y se exaltaron tanto con el potencial del transporte mecanizado que declararon el Tiempo Muerto, a partir de ese momento todo sería solamente medido en términos de velocidad. La ciudad sigue siendo el foco de la industria automovilística de Italia. Fiat ofrece excursiones guiadas en sus instalaciones, en donde una pista de pruebas se puede encontrar en su techo. Turín, por supuesto, tiene muchas más cosas que demuestran su amor hacia la industria automovilística. Los habitantes se jactan de sus amplias avenidas, con árboles alineados y flanqueadas por altas y hermosas casas urbanas, y ellos la consideran como el París italiano. La parte alta de la ciudad de Turín esta centrada en la calle principal de compras, Vía Roma, que conecta la plaza favorita de la ciudad, la Piazza San Carlo, con su edificio más dramático, el barroco Palacio Madama, que contiene el Museo del Arte Antiguo, uno de los museos más importantes la ciudad a nivel nacional, y el Museo Egipcio, el segundo más grande del mundo después de el del Cairo. La famosa cubierta de Turín se puede ver en la catedral de mármol blanco del siglo XV.


Regiones vinícolas: Los vinos más conocidos de esta región son el Barolo, el tinto más famoso de Italia, y Asti Spumante, un blanco espumoso. El vino Barolo se produce en las colinas que rodean la ciudad de Alba, donde hay un gran número de museos del vino. Alba en sí misma es una de las ciudades más interesantes de la región, con torres medievales, arquitectura barroca y del renacimiento, y calles empedradas repletas de especialistas de embutidos y tiendas. La época más emocionante para visitarla es durante el mes de octubre, cuando se celebra el Festival de Octubre (donde se lleva a cabo una carrera de burros y una peregrinación medieval) y el Festival de la Trufa. Asti Spumante es producido justo a las afueras de la ciudad de Asti, una pequeña ciudad normalmente tranquila, excepto durante el mes de septiembre, cuando se lleva a cabo el anual Palio y se anima repentinamente con banquetes en la calle, mercados medievales, un desfile histórico del siglo XIV y una carrera de caballos a pelo alrededor de la arena del Campo del Palio.
    
Estaciones de esquí: Bardonecchia, Claviere, Limone-Piemonte, Macugnaga, Sauze d'Oulx, Sestriere y Sportinia.

   

Lombardía

Una región próspera con suelo fértil, un clima templado y, para el turista, espectaculares lagos como el Como, Garda, Maggiore (compartido con Piedmont) y Lugano. Como en Piedmont, el valle del Po tiene mucha industria pesada. Las altas montañas del norte, de Italia que marcan la frontera con Suiza, proporcionan excelentes sitios para esquiar y escalar. Las invenciones culinarias más famosas de Lombardía son la sopa de minestrone y el osso buco.


Milán

La ciudad más sofisticada y cosmopolita del norte de Italia, Milán, es un centro financiero y comercial de importancia mundial y un rival de París en las esferas del arte moderno y la moda. Su carácter internacional está marcado por una gran concentración de rascacielos que no se encuentran en ninguna otra parte de Italia, contrastando con los edificios históricos, pero construido bajo la misma arrogancia y orgullo cívico que hace 500 años dio a la ciudad su espléndida Catedral gótica. Todavía hoy, ésta es la segunda iglesia más grande del mundo, a pesar de su talla, crea una impresión de belleza delicada y etérea debido a su color pálido y a su fino tallado en la cubierta de su exterior. La ciudad entera está llena de palacios, plazas e iglesias, que hablan de siglos de prosperidad continua. El Castello Sforzesco, al oeste de la ciudad, es un macizo castillo fortificado, comenzado por los Visconti y acabado por el Sforza. Era el bastión político y social donde los Sforzas tomaban sus decisiones durante el auge de Milán como centro político-cultural y mucha de la élite del renacimiento nació dentro de sus lujosos dominios. Los artistas de su corte incluyeron a Leonardo Da Vinci y a Bramante y el lugar ahora contiene un gran número de museos. El famoso fresco de Leonardo Da Vinci, la Última Cena puede ser visto en el convento de Santa María della Grazie. El Teatro della Scala sigue siendo la indiscutida capital del mundo de la ópera y es muy digno de verse por su magnífica opulencia.
     
Pavía

Justo al sur de Milán se encuentra la ciudad de Pavía, la capital antigua conocida como 'la ciudad de las 100 torres’. Una de éstas, la Torre Cívica, se derrumbó repentinamente en 1989, matando a cuatro personas. La ciudad también tiene muchas iglesias interesantes, incluyendo la Catedral del Renacimiento, la que se piensa fue diseñada por Bramante y Da Vinci; la romántica San Michele, con una fachada elaboradamente tallada; y San Pietro in Cielo d'Oro, del siglo XII, con un magnífico altar del siglo XIV. El ayuntamiento de la ciudad medieval de Pavía, Broletto, y el Castello del siglo XIV, conteniendo una galería de arte, un museo de arqueología y un museo de la escultura, son también dignos de visitarse. El Certosa di Pavía, a 10 km de la ciudad, es un monasterio famoso. Originalmente diseñado como el mausoleo de la familia Visconti, fue destruido por los Sforza y se convirtió más adelante en las viviendas de la Orden de los Cartesianos, monjes jurados a la contemplación profunda y quienes tienen el habla prohibida. Sin embargo, a algunos pocos elegidos se les permite pasear y hacer una excursión para contarles la historia del palacio.
   
Cremona

El lugar de nacimiento del violín de Stradivarius es un asilo encantador de arquitectura histórica. Una caminata alrededor de la medieval Plaza del Comune ofrece varias visitas arquitectónicas: el Torazzo, una de las torres medievales más altas de Italia; la Catedral, con su magnífico reloj astronómico; y la Loggia dei Militia que eran los antiguos cuarteles del ejército medieval de la ciudad. Hay también dos museos interesantes: el Museo Strativariano, que contenie una gran variedad de instrumentos musicales de Stradivarius, y el Museo Cúico, con más piezas Stradivarius y algunas partituras interesantes que pertenecieron a Garibaldi.
   
Mantua Mantua (Mantova)

era otro bastión en Lombardía de las dinastía de los Viscontis y de los Sforza. Es también el lugar de nacimiento de varios italianos famosos, desde Virgilio (una estatua de él destaca en la plaza del Broletto, el ayuntamiento medieval) hasta Tazio Nuvolari, uno de los pilotos de carreras más famosos de Italia (para quién existe un museo pequeño dedicado a sus proezas). Sus iglesias, Santa Andrea (diseñada por Alberti y cementerio del famoso pintor de la corte de Mantua, Mantegna) y la Catedral barroca en la Piazza Sordello son ambos importantes trabajos arquitectónicos. Sin embargo, los sitios más famosos de Mantua son sus dos palacios: el Palazzo Ducale y el Palazzo del Te. El Palazzo Ducale, alguna vez fue el más grande de Europa, era el hogar de la familia de los Gonzagas, y tiene un gran número de pinturas de los artistas Rubens y Mantegna. Construyeron el Palazzo del Te en el renacimiento como palacio de descanso para Frederico Gonzaga y su amante, Isabella. Las decoraciones de Giulio Romano son excepcionales y merecen una visita.
      
Bérgamo

Asentado al pie de los Alpes Bergameses, Bérgamo se compone de dos ciudades, la vieja y antaño veneciana Bergamo Alta (Bérgamo de arriba) y la moderna Bergamo Bassa (Bérgamo baja). La vieja ciudad es muy conocida por sus fortificaciones venecianas antiguas, palacios, torres e iglesias, incluyendo el Palazzo della Ragione del siglo XII, la Torre del Comune, la Catedral de Bérgamo, la Capilla Colleoni y la iglesia de Santa María Maggiore. La atracción principal de la ciudad moderna es la Accademia Carrara, una de las colecciones de arte más grandes de Italia, con pinturas de Canaletto, Botticelli, Mantegna, Carpaccio, Bellini y Lotto, entre otros. Las dos ciudades están conectadas por un ferrocarril funicular.
   
Los lagos

Los grandes lagos del norte se extienden en una serie de valles largos, profundos a los pies de los Alpes. El Lago Como es quizás el más atractivo, el Lago Maggiore el más imponente (y popular) y el Lago

Garda el más salvaje y espectacular. En la orilla sur del Lago Garda se extiende la península de Sirmione, renombrada por su suave clima mediterráneo, su hermoso campo y las Cuevas de Catullo, yacimiento arqueológico de una villa romana situada en la parte extrema de la península. El balneario Sirmione es el centro de tratamiento termal privado más grande de Italia; sus sulfurosas aguas se originan en las profundidades del lago Garda y fue durante mucho tiempo una de las principales atracciones de Sirmione. Hay muchos hospedajes disponibles así como frecuentes servicios de barcos de vapor para ir a otras ciudades y aldeas de las orillas del lago.
   
Centros turísticos en los lagos

Dentro de los centros turísticos en el Lago Maggiore se incluyen: Pallanza (donde la Villa Taranto tiene un jardín botánico), Stresa, Arona, Intra y Orta; en el Lago Como: Cadenabbia, Cernobbio, Bellagio, Tremezzo y Menaggio; y en el Lago Garda: Limone, Desenzano y Gardone. El Lago Lugano se extiende en su mayor parte en Suiza.
   
Centros turísticos de montaña

Los mejores centros turísticos de montaña durante el invierno y el verano, son Livigno (zona libre de impuestos), Madesimo, Stelvio, Santa Caterina di Valfurva, Bormio, Aprica y Chiesa di Valmalenco.
   

Liguria
Con 320 km de línea costera rocosa y boscosa que corre desde Francia hasta la Toscana, en donde la ‘bota’ italiana comienza. Ésta es la Riviera, el equivalente italiano de la Costa Azul, y dispone de instalaciones suficientes para los turistas incluso en los puertos más pequeños. Las colinas costeras estan menos desarrolladas.
      
Génova

Génova capital de Liguria, ha sido durante mucho tiempo un importante puerto comercial y militar. El distrito medieval de la ciudad contiene muchos tesoros, tales como la Porta Soprana (vieja puerta de piedra y entrada a la ciudad), la Iglesia de Santo Agostino (al lado del Museo dell'Architectura e Scultura Ligure), la hermosa Iglesia de San Donato, la iglesia del siglo XII de Santa María di Castello y la gótica Catedral de San Lorenzo. Fuera del distrito medieval, Vía Garibaldi, es el lugar donde muchos de los ricos habitantes de la ciudad construyeron sus palacios, es una hermosa caminata, con el Palazzo Podesta, Palazzo Bianco (ahora una galería de arte con pinturas de Van Dyck y Rubens) y el magníficamente adornado Palazzo Rosso (adyacente al Palazzo Bianco y albergando pinturas de Ticiano, Caravaggio y Durero). Es posible efectuar un viaje (diariamente por la tarde) alrededor del puerto de Génova, y la ciudad también es recomendable por sus excelentes oportunidades de compras.
   
La Riviera

Los centros turísticos de Liguria son muy populares entre las agencias de viajes. Portofino es uno de los más famosos, con su pequeño y pintoresco puerto lleno de yates de placer, lujosas tiendas de ropa, sus románticas villas de ricos y famosos enclavadas en las laderas y el Castello di San Giorgio, asentado en lo alto y con una magnífica vista del puerto y la bahía de Portofino. La playa en Santa Margherita Ligure, a apenas 5km al sur de Portofino, es un excelente lugar para nadar, en el que se pueden percibir los acantilados y las villas circundantes y con un agua caliente y cristalina de color aguamarina. Cerca está Rapallo, a 8km al sur de Portofino, está menos de moda pero es una ciudad más tranquila para permanecer dentro y se le recomienda a aquellos que busquen una alternativa más animada, a la reservada y exclusiva ciudad de Portofino y de Santa Margherita. Otros centros turísticos de la región son: Ventimiglia, San Remo, Diano Marina, Alassio, Pietra Ligure, Spotorno, Sestri Levante, Lerici y las Cinque Terre, cinco pueblos pesqueros relativamente vírgenes para el turismo.
   
Trentino Y Alto Aldige
Estas regiones enteramente montañosas en la frontera suiza cubren el valle del río Isarco, cuyas aguas fluyen desde el Paso del Brenner, confluyendo en el río Adige hasta el Mediterráneo. Las culturas germánicas e italianas se mezclan aquí hasta el punto de que, hacia el norte, el alemán es la lengua más utilizada. Los Dolomitas son un cordillera de montañas muy escarpadas que están tan aisladas de Italia y de Suiza que en esos valles alejados los habitantes hablan ladin, una lengua románica antigua no muy diferente de latín.
    
Trentino

La ciudad principal de Trentino es Trento, digno de visitarse por su abundancia de obras artísticas, recolectadas por las dinastías de príncipes que gobernaron la región desde el siglo X al XVIII. Muchas de estas adquisiciones artísticas pueden ser vistas en los museos de la ciudad, dentro de los cuales destacan el Castello di Buonconsiglio, el Museo de Arte Provincial y el Museo Diocesano Trentino.
 
Centros turísticos

Entre los centros turísticos de montaña de Trentino se encuentran Solda, Selva di Val Gardena, Santa Cristina, Oritsei, Corvara, Bressanone, Brunico, Vipiteno, Madonna di Campiglio, Canazei, Moena, Pozza di Fassa, San Martino di Castrozza y Riva, que se extiende hasta el borde del lago Garda.
   
Alto Adige

Bolzano es la principal ciudad de Alto Aldige, hacia el norte. Una ciudad comercial algo austera, figura como el portal inverosímil de una de las carreras panorámicas más extraordinarias de Italia - la ruta de montaña a través de los Dolomitas hasta la Cortina d'Ampezzo llamada La Grande Strada delle Dolomiti. Entrando en el Valle de Ega, al principio de la ruta, el paisaje se vuelve repentinamente exuberante con follaje y rocas mientras la luz se filtra a través de los árboles. A cerca de 20km del principio de la ruta se encuentra el Lago Carezza, una hermosa piscina límpida de agua de color verde intenso que refleja los árboles y las montañas circundantes. Esto es justo el principio de un camino impresionante entre los Dolomitas y sus pequeñas ciudades alpinas, estaciones de esquí y panoramas sin fin, con picos escarpados y montañas cubiertas de árboles.
   
Uno de los centros turísticos de montaña más famosos y la segunda ciudad más grande de esta región es Merano, a 28km al norte de Bolzano. Popular por sus balnearios, aguas termales y clima moderado (la temperatura tiende a estar por encima de cero grados durante todo el invierno, a pesar de su proximidad con una cordillera de esquí de cuestas nevadas), también está recompensando visualmente, por paisajes de jardines extensos y una mezcla encantadora de estilos arquitectónicos que van desde el gótico hasta el Art Nouveau.
    
Véneto
El Véneto abarca el valle bajo del Po, la orilla este del lago Garda y los Dolomitas del este, ocupando lo que antaño fue la República de Venecia. La aristocracia veneciana construyó muchos palacios en los campos circundantes; algunos de entre ellos la Villa Pisani en Stra y la Villa Valmarana en Vicenza, están abiertos al público.
    
Venecia

Venecia está asentada en un conjunto de islas dentro de una laguna en el extremo norte del mar adriático, una posición que le dio únicas ventajas económicas y defensivas sobre sus rivales comerciales. Mucha de la abundancia generada era, por supuesto, invertida en la construcción de monumentos a la gloria de Dios y de los comerciantes. Venecia debe ser contado como una de las escalas obligatorias en cualquier viaje de Italia.
   
La arteria principal de la ciudad es el Gran Canal, enmarcado por maravillosos palazzi (palacetes) góticos y renacentistas. Conectando las dos orillas del Gran Canal, destacan el famoso Ponte di Rialto y el puente de madera dell'Accademia. Los monumentos principales de la ciudad - el Palacio Doge, la Plaza de San Marcos y el Puente de los Suspiros - han ganado fama a través de innumerables pinturas que los representan, y nada menos que por artistas tales como Canaletto, pero la ciudad entera en muchas maneras es una obra de arte. Lejos de las vías principales, está caracterizada por los pequeños canales, pequeñas plazas (que contienen a menudo remarcables iglesias góticas) y sobre todo, puesto que no contiene ningún tráfico motor, por la serenidad, el antiguo nombre de la ciudad era 'la Serenissima'. Una de las representaciones más evocadoras de Venecia se encuentra en el libro de Thomas Mann, Muerte en Venecia.
   
Nota: La carretera que conecta la ciudad al continente suele congestionarse. Aunque hay un gran estacionamiento de coches en la isla, a menudo resulta más fácil aparcar en uno de los varios estacionamientos cercanos al extremo norte de la carretera y continuar a pie, autobús o taxi; hay también trenes que hacen conexión con barcos.
   
Padua

La ciudad de Padua es famosa por la gran Basílica de San Antonio; San Antonio fue enterrado aquí y es un importante sitio del peregrinaje. La ciudad también contiene obras de Giotto (los frescos de la capilla de Scrovegni) y Donatello. Cerca, Abano y Montegrotto proporcionan establecimientos termales completamente equipados para el tratamiento de muchas dolencias reumáticas.
     
Vicenza

Tiene un gran número de bellos edificios hechos por Andrea Palladio, quien publicó análisis de la arquitectura antigua que mucho hicieron para imponer el Renacimiento a través de toda Europa. Aquí se encuentran sus edificios la Basílica Palladiana y el Palazzo Chiericati.
       
Verona

Asociado históricamente a, entre otras cosas, Shakespeare (Romeo y Julieta y Los Dos Caballeros de Verona), esta ciudad contiene una arena romana bien conservada (allí se efectúan óperas en verano), y la encantadora pero austera Iglesia de San Zeno. Esta agraciada ciudad está rodeada por un río y hay muchos puentes hermosos, así como iglesias, plazas y mercados.  
Otros lugares de interés

Los populares centros turísticos adriáticos incluyen Lido di Iesolo, Bibione y Caorle. Cortina d'Ampezzo es la estación de esquí más conocida de Italia (pero no la más desafiante). Las Olimpiadas de Invierno fueron llevadas a cabo aquí en 1956. Es una buena base para explorar los Dolomitas en verano. Otras estaciones de esquí en el Véneto son Alleghe, Arabba, Ravascletto y Falcade
        
Friuli-Venezia Giulia
Una región en la esquina noreste de Italia fronteriza con Austria y Eslovenia. Ha cambiado de manos muchas veces a través los siglos y la sociedad de Friuliana es una mezcla compleja de culturas. La mitad de la población habla Friuliano, un lenguaje cercano al latín.
        
Trieste

En el siglo XVIII, los emperadores austriacos encargaron la construcción de un puerto en Trieste y de este modo terminaron con la larga dominación de Venecia sobre el mar Adriático. El puerto ha seguido siendo el más importante en el área y, tras el derrumbamiento del imperio Austro-Húngaro después de la Primera Guerra Mundial, fue cedido a Italia. Este acuerdo no fue formalizado hasta 1962, cuando un conflicto de larga duración en la frontera con la entonces Yugoslavia fue resuelto con la ayuda de las Naciones Unidas. Aunque hay varios restos romanos (el más notable es el teatro del siglo II), los edificios más prominentes no son más viejos que el puerto.
Otros lugares de interés: La costa al oeste de Trieste tiene algunos excelentes centros turísticos de playa. Sistiana, Duino, Lignano y Grado se encuentan entre los más populares. Al interior están Udine y Pordenone, centros agrícolas en el fértil llano de Friuli. Más hacia el norte se encuentran las colinas de los Dolomitas del este y los Alpes Julianos (parte de ellos pertenecen a Eslovenia), donde las estaciones de esquí ahora se están desarrollando. El camino de Udine a Villach en Austria es una importante ruta terrestre de carga; pasa por el dramático valle del Isonzo, un río da una asombrosa cortina azul de minerales procedentes de los Alpes Julian. Las estaciones de esquí que se incluyen aquí son Piancavallo y Sella Nevea.
   
Emilia-Romana
Una región de colinas apacibles entre el Río Po y los Apeninos. Como en otras partes de la Cuenca del Po, la agricultura intensiva se desarrolla junto con la industria pesada.
       
Bolonia

Una de las ciudades más viejas de Italia y el emplazamiento de la universidad más antigua de Europa. Es a menudo pasado por alto como destino turístico, sin embargo posee un encanto distintivo, debido en gran parte al uso imaginativo del ladrillo. Las arcadas que flanquean muchas de las calles llaman la atención. Los edificios más notables incluyen la Catedral de San Pietro, la enorme iglesia gótica de San Petronio, numerosos palacios y las Torres Inclinadas de la Piazza di Porta Ravegnana. La ciudad es también el lugar de origen de la salsa de carne ‘Boloñesa’ y de la salchicha de Bolonia.
       
Ravena

El poeta más famoso de Italia, Dante, fue enterrado en Ravena, centro principal de la civilización bizantina duante los siglos VI y VIII. La anterior importancia de la ciudad esta marcada por la profusión de increibles mosaicos encontrados en muchos de sus edificios antiguos. Destacan el Mausoleum de Galla Placidia, la octogonal Basilica de San Vitale y las iglesias de Sant'Apollinare Nuovo y Sant'Apollinare en Classe.
    
Otros lugares de interés: Parma posee una magnífica catedral románica con su baptisterio, y un teatro de la ópera estrechamente relacionado con Verdi, quien vivió en la cercana Santa Agata. Faenza es famosa por su cerámica mayólica. Este arte ha gozado de un resurgimiento en los años recientes bajo dirección del Instituto Internacional de la Cerámica de Faenza. Otras ciudades en Emilia-Romana son Módena y Ferrara, ambas con muchos y bonitos palacios asociados a las familias del Este; y Reggio, la vieja capital provincial.
   
Centros turísticos: Rimini, Riccione, Cattolica, Milano Marittima y Cesenatico estan todos al alcance de la mano desde la minúscula República de San Marino.
    
La Toscana

Esta región fértil se extiende entre los Apeninos del norte y el mar Mediterráneo. El paisaje típico de Toscana son colinas cubierta de vid, bosques de cipreses, campos de girasoles y remotos pueblos asentados en las faldas de las montañas. El Chianti, uno de los vinos italianos más famosos, se hace aquí. En esta región hay un gran número de balnearios, entre los que destacan las Termas de Montecatini y las termas de Monsummano.
    
Florencia

La principal ciudad toscana, Florencia (Firenze) es el sitio mas renombrado en el mundo del arte renacentista y de la arquitectura. Asentada a orillas del Arno bajo las colinas boscosas de los Apeninos, esta hermosa ciudad ha sido a lo largo de la historia el foco de las artes y de la literatura italianas. Dante, Boccaccio, Petrarca, Giotto, Leonardo da Vinci, Michelangelo, Brunelleschi, Alberti, Masaccio, Donatello, Botticelli, Vasari y Fra Angelico se encuentran entre los muchos que contribuyeron a establecer la prominencia de la ciudad. El revolucionario diseño de Brunelleschi de la bóveda de la Catedral de Santa María del Fiore es considerada como la primera expresión de las ideas renacentistas en arquitectura. Esta bóveda todavía domina los techos de la ciudad, así como la gran Piazza del Duomo a sus pies domina la vida al nivel de la calle. La plaza esta circundada por cafés y es un popular punto de reunión. Entre la plaza y el río se encuentran la mayoría de los palacios más visitados, mientras que cerca, hacia el norte se encuentran las iglesias de Santa María Novella y San Lorenzo (obras de Brunelleschi, Michelangelo y otros). El Palazzo Pitti y los Jardines de Bóboli se encuentran justo del otro lado del río, atravesando el el Ponte Vecchio.


 La Galería de los Uffizi contiene una de las más famosas colecciones de arte del mundo. Los ejemplos de las grandes obras empiezan en el período de transición cuando Europa salía de la Edad Media, representado en gran parte por pinturas e íconos religiosos (sobre todo en las obras de Lorenzo Monaco, Giottino y Gentile da Fabriano), durante el climax del renacimiento hasta al principio del siglo XVIII. Algunas de las pinturas más famosas de este período están en los Uffizi, como el Nacimiento de Venus de Botticelli, la Anunciación de Leonardo da Vinci, La Sagrada Familia de Michelangelo, la Venus de Urbino de Ticiano y el Baco joven de Caravaggio. Una de las pinturas más llamativas es la Medusa de Caravaggio.
   
La estatua famosa de Michelangelo, el David se puede ver en la Accademia di Belle Arti cerca de la Universidad.
       
Siena

La época más próspera de Siena fue durante la época anterior al Renacimiento y por este motivo, los estilos que prevalecen en la ciudad son el gótico y el románico. Mientras que la mayoría de los edificios son de ladrillo rojizo (de ahí el nombre color siena), la maravillosa catedral gótica alterna franjas de marmol negro y blanco. El laberinto de callejuelas estrechas que forman parte del centro histórico, converge en La Plaza del Campo, donde resalta el gigante campanario del Palazzo Pubblico. Es posiblemente la plaza medieval más completa de Italia.
    
Siena es famosa por su Palios, las carreras de caballos a pelo que se llevan a cabo cada año del 2 de julio al 16 de agosto, alrededor del enorme Campo en el centro de Siena. Ha sido un acontecimiento especial desde el siglo XIV y atrae a mucha gente de todas partes del mundo.
        
Pisa

Situada al norte de Siena, Pisa es famosa por su torre inclinada, una torre campanario. Junto a la torre, en el Campo dei Miracoli, se levanta una elegante catedral gótica del siglo II y un baptisterio. No muy lejos se encuentra el Cementerio del Campo Santo, construido en el siglo XIII supuestamente para conservar la tierra traída de Jerusalén por los cruzados.
    
Arezzo

Arezzo, ubicado en las faldas de una colina, está formado por una ciudad antigua y una moderna. Majestuosamente ubicados en lo alto de la colina, se encuentran El Duomo con unas remarcables vidrieras del siglo XVI y la Basilica di San Francesco, que contiene los famosos frescos de Piero della Francesca, Historia de la Cruz. La Piazza Grande es una magnífica plaza medieval, rodeada de edificios históricos impresionantes, como la iglesia de Santa María della Pieve y Loggiato del Vasari (que alguna vez la residencia de Vasari, historiador de arte y patrón de muchos de los pintores más famosos de Italia). La ciudad todavía es próspera y ahora es un centro para el comercio de antigüedades.

El Archipiélago toscano

El archipiélago toscano es un grupo de islas dispersas que se extienden entre Toscana y Córcega. Las más conocidas son Elba y Giglio. Hay conexiones regulares de hydrobarcos y transbordadores con los puertos del continente. Elba tiene 28km de largo y 12km de ancho, y se puede llegar por barco de vapor o hydrobarco desde Piombino. Famoso por ser el lugar donde Napoleón estuvo brevemente exiliado antes de su derrota final en Waterloo, tiene playas encantadoras y sitios para acampar sombreados por los pinos. Dos residencias de Napoleón pueden ser visitadas: la Palazzina Napoleonica dei Mulini, que él creó a partir de dos molinos de viento, situada cerca del Forte della Stella en Portoferraio y la otro a 6km más lejos, la Villa Napoleónica di San Martino, que él instaló como su residencia principal en el país. Cerca a esta villa está la Pinacoteca Foresiana, una galería de arte neoclásico construida en 1851.
   
Otros lugares de interés: Otras ciudades notables en Toscana son Lucca, famoso por sus cientos de iglesias y las robustas murallas de la ciudad; San Gimignano, conocida como la 'ciudad de las torres hermosas’ y una de las ciudades medievales mejor conservadas de Italia; Volterra, otra ciudad medieval maravillosamente preservada anclada en lo alto de una colina; Livorno, el principal puerto comercial; y Carrara, de donde se ha sacado desde los tiempos etruscos el mármol blanco de gran calidad.
   
Centros turísticos: La costa de Toscana ofrece muchas playas arenosas. Los centros turísticos de playa más populares son Viareggio, Forte dei Marmi, Lido di Camaiore, Marina di Pietrasanta, Marina di Massa, Tirrenia, Castiglione della Pescaia, San Vincenzo, Castiglioncello, Quercianella, Porto Santo Stefano, Porto Ercole, Ansedonia y Talamone
   
Umbría
A veces designado como 'el corazón verde de Italia', Umbría es una pequeña región, montañosa y bastante inexplorada entre Toscana y Marche, con poca industria y pocas ciudades de gran talla. El paisaje es similar al de Toscana y combina una arquitectura medieval austera y cortijos de piedra con hermosas colinas y ríos. Hacia el valle del río Nera y las montañas de Sibilline, el paisaje es más rugoso, con cañones profundos, ciudades ancladas en las rocas y anchos espacios abiertos, tales como el famoso Piano Grande en Castelluccio. La rica historia de Umbría todavía está muy presente: los rastros de los Umbros, Etruscos y de las culturas romanas conviven junto a la arquitectura medieval y del renacimiento en ciudades tales como Asis, Perugia, Spoleto y Orvieto o en ciudades pocas conocidas como Spello, Montefalco, Città della Pieve, Città di Castello, Castiglione del Lago, Narni, Norcia y Montone.
    
Muchos centros históricos de las ciudades de Umbría se complementan por una red regional de museos, entre otros citaremos la Galería Nacional de Umbría en Perugia, la Galería de Arte en Città di Castello (que incluye la colección de arte moderno de Burri) y la Galería de Montefalco.
        
Perugia

La capital de Umbría lleva habitada más de 25 siglos y contiene muchos restos etruscos y romanos. Particularmente famosas son las murallas de la antigua ciudad etrusca, la Plaza IV de Noviembre con la Catedral, la Fontana Maggiore (La Fuente Mayor) y el Palazzo dei Priori, el ayuntamiento de la ciudad, que también contiene la Galería Nacional de Umbría con su colección de pinturas de Pietro Vannucci, Piero della Francesca, Pinturicchio y Beato Angelico. La Università per Stranieri (Universidad para extranjeros) ofrece cursos para los extranjeros que desean estudiar la lengua y la civilización italiana. Perugia está a menos de dos horas en coche de Roma, de Florencia y de Urbino, y a una hora de Siena.
        
Asis (Assisi)

Una pintoresca ciudad medieval a las faldas de una colina al este de Perugia, Assisi es famosa como el lugar de nacimiento de San Francisco, fundador de la orden de monjes franciscanos. La vida de San Francisco está conmemorada en 28 frescos de Giotto en la Basilica di San Francesco, la iglesia gótica más vieja de Italia. Otros sitios interesantes incluyen el Templo romano de Minerva; la Catedral Románica dei San Rufino; la Iglesia de Santa Clara; y la Basílica de Santa María degli Angeli.
      
Orvieto

Orvieto es una ciudad medieval anclada en una zona volcánica. El bien conservado centro de la ciudad tiene un número de monumentos y edificios que datan del período etrusco. Entre los lugares de interés se incluyen la Catedral gótica y románica; el Palacio Papal del siglo XIII; el Palazzo del Popolo de estilo románico-gótico; y el Pozo de San Patricio del siglo XVI.
Spoleto

La antigua ciudad de Spoleto, está situada en una colina escarpada al pie del Monteluco, tiene muchos monumentos arqueológicos, medievales y del renacimiento interesantes, incluyendo el Arco Clásico de Druso, el Teatro Romano, el famoso Puente de la Torre y Rocca, la fortaleza construida por Gattapone y ahora usada como centro de exposiciones.
        
Gubbio y Todi

Otras ciudades importantes de Umbria son Gubbio, una ciudad medieval bien conservada situada al pie del Monte Ingino y el hogar de las famosas Tablas de Gubbio – la prueba más vieja de la vida en Umbria; y Todi, con vistas hacia el valle de Tíber, cuya hermosa plaza medieval está rodeada por una gran cantidad de edificios históricos, incluyendo el Palazzo del Popolo del siglo XIII, el Palazzo del Capitano y la Catedral.
    
Parques Nacionales y Regionales: El campo de Umbría ofrece muchas variedades de actividades al aire libre, y hay un gran número de áreas naturales dignas de visitarse. El Parque Nacional de Monti Sibillini contiene un gran número de pueblos y abadías medievales dispersadas al pie de las montañas y también es el hogar de una variedad de especies de animales y plantas nativas. El Parque Regional de Monte Cucco, conocido como "el vientre de los Apeninos", contiene un complejo sistema de cuevas, de canales subterráneos y de recursos minerales. Los fósiles abundan, y los bosques son solitarios. Los serenos lagos y las colinas del Parque Regional de Trasimeno, son refugio para muchas especies de pájaros migrantes, que se han reproducido en incontables pinturas del siglo XV. El Parque Regional del Río Tíber, diseñado para reflejar la historia del gran río, está caracterizado por las maderas de roble y los sitios arqueológicos que reflejan los rastros de los Umbros, etruscos y romanos. El Parque Regional del Río Nera contiene los ríos Velino y Nera, un lago y las cascadas de Marmore; monasterios, pequeñas ciudades fortificadas y torres de reloj se dispersan a lo largo del valle del río. Otros parques dignos de visitarse son el Parque Regional de Monte Subasio, hogar de la histórica ciudad de Asís; y el Parque Regional de Colfiorito, en donde se localiza el Monte Orve y su fortificada ciudad prehistórica.
    
Marche, Abruzos y Molise
Marche: Una montañosa región agrícola en el centro de la costa adriática al sur de San Marino. Es la ciudad capital y la más grande de la región, Ancona es un importante puerto naval y comercial con varios restos romanos bien conservados tales como el Arco de Trajano y los restos del Anfiteatro Romano. Urbino fue antaño el asentamiento más grande de Italia de aprendizaje y ahora es una agradable ciudad renacentista dominando una colina. También es el lugar de nacimiento de Raphael; varias de sus obras pueden verse en la galería de arte del Palacio Ducal, junto con obras de Piero della Francesca y de Ticiano. El hogar de infancia de Raphael está también abierto al público.
   
Loreto  

se dice que es el lugar donde está la casa de la Virgen Maria y atrae a muchos peregrinos de todo el mundo. Según la leyenda, la casa fue removida desde Nazareth en el siglo XIII para protegerla contra los invasores musulmanes. Los ángeles la llevaron primero a los Balcanes y después a Loreto; el viaje tomó cuatro años. La casa está dentro de Sanctuaria della Santa Casa una construcción que tiene un estilo gótico elaborado. La Madonna de Loreto fue elegida santa patrona de los aviadores en 1920.
    
Centros turísticos: Los centros turísticos de playa más populares son: Gabicce, Pesaro (lugar de nacimiento de Rossini), Fano, Senigallia, Civitanova, San Benedetto del Tronto, Porto Recanati y Porto Potenza Picena. Como en cualquier otra parte de la costa adriática, los centros turísticos de playa tienden a estar muy organizados, con sombrillas y tumbonas muy bien ordenados en la playas. Playas más informales pueden encontrarse bajo los espectaculares acantilados de la Costa Conero a algunos kilómetros al sur de Ancona.

Abruzos

Esta región abarca las partes más altas de la gran cordillera de los Apeninos. Las montañas del norte están demasiado aisladas para la agricultura y muchas de las tierras están escasamente pobladas. Las altiplanicies meridionales estan cubiertas por grandes bosques de hayas, esta zona ha sido nombrada Parque Nacional de Abbruzzo. Se pueden ver osos marrones de Marsican (especie autóctona), lobos, gamuzas y águilas. L'Aquila, la principal ciudad, contiene un imponente castillo.
   
Centros turísticos: Los centros turísticos adriáticos son Giulianova, Silvi Marina, Francavilla y Montesilvano. Pescara es, como su nombre indica, sobre todo un puerto pesquero. Una estación de esquí se ha construido en el macizo de piedra caliza de Gran Sasso.
    
Molise

Una de las partes más pobres de la península italiana, es montañosa, el suelo pobre y la población está muy dispersa. Sin embargo, posee su propia belleza rugosa. La cadena montañosa de Matese todavía es el asilo de lobos y de varios pájaros de presa. También ofrece algunas excelentes estaciones de esquí, que tienden a no estar tan abarrotadas como otras zonas de esquí de Italia.
   
En la capital de la región, Campobasso, destacan el Castello Monforte y las iglesias románicas de San Bartolomeo y San Giorgino.
    

Lazio
En la cara occidental de la 'bota italiana', es una región de colinas volcánicas, de lagos y de finas playas, fácilmente accesible desde Roma (véase la sección separada).
Ciudades de Colina: De Roma hacia el interior del país se encuentran las ciudades de colina conocidas como Castelli Romani, que son muy populares para las excursiones. Tívoli, a apenas 40km al este de Roma, fue antaño asilo de las clases pudientes, primero en las épocas romanas y más adelante durante el renacimiento. Es muy famosa por sus villas y magníficos jardines, tales como la Villa d'Este, la Villa Gregoriana y, justo al exterior de Tívoli, la Villa Adriana.
        
Frascati

a 20km al sur de Roma, es famoso por su vino Frascati, un vino blanco delicado, seco, que tiene una reputación internacional. Otros lugares de interés en la colina es Castel Gandolfo, donde se encuentra la residencia de verano del Papa, el Palazzo Pontificio, con vistas espectaculares sobre el lago Albano.
        
La Costa

Ostia, el antiguo puerto de Roma, ahora es un centro turístico de playa bien organizado. Terracina, más hacia el sur, es un centro turístico con kilómetros de playas de arena blanca. La ciudad cercana tiene un barrio moderno que ofrece tiendas, cafés y restaurantes. La deteriorada pero animada parte vieja de la ciudad se encuentra en lo alto de la colina, donde se levanta la Catedral, al igual que el Templo Romano de Júpiter Anxurus, que se cree fue construido en el siglo I A.C. El lugar perfecto para ver la ciudad de Terracina es en lo mas alto de la colina, mirando al mar, de día o de noche.
    
Centros turísticos: Uno de los centros turísticos más populares entre los locales es Sperlonga, al sur de Terracina. La playa se encuentra entre las más hermosas de la región y la ciudad en sí misma evoca una aldea griega en una isla. El conseguir acomodación alrededor de la ciudad puede ser difícil. El laberinto de escaleras aparentemente sin fin se entrecruza por debajo de arcos blancos, para abrirse repentinamente y ofrecer vistas espectaculares al mar y los acantilados. A 30 km de la costa, está la isla vírgen de Ponza.
        
Otros centros turísticos en el área son Anzio (sitio del aterrizaje aliado durante la Segunda Guerra Mundial), Sabaudia y San Felice Circeo. Civitavecchia es un importante puerto naval y mercantil; hay también barcos regulares que van a Cerdeña.
    
Campania
Llamada Campania Felix ('país bendecido') por los romanos debido a su suelo fértil, su suave clima y (según los estándares del sur de Italia) su agua abundante. Crecen viñedos, cítricos, tabaco, trigo y vegetales. La península justo al sur de Nápoles es una de las regiones más populares de Italia para los viajeros, especialmente para aquellos en búsqueda de sol y arena. Pero demás en prima para muchos de ellos, está la belleza extraordinaria de la región: los acantilados escarpados que se levantan de las aguas azulverdes del mediterráneo, y por todas partes hay fabulosas vistas de las colinas y del mar. La historia y la cultura están también presentes en abundancia y es fácil comprender la atracción de los visitantes.
Nápoles: La tercera ciudad más grande de Italia, Nápoles ocupa uno de los sitios naturales más hermosos de Europa. Es una ciudad bulliciosa, llena de historia y de callejones estrechos. Hay animados mercados callejeros que venden pescado y verduras, así como tiendas donde se compran artículos de cuero que se ofrecen a precios de descuento establecidos entre iglesias, palacios, museos, viviendas, cafés y librerías. El impresionante Museo Nacional contiene una buena colección de objetos egipcios, romanos y bizantinos, incluyendo muchas pinturas murales y mosaicos originales de Pompeya y de Herculaneum.
     
El Vesubio: Sobre Nápoles está el cono descubierto del monte Vesubio, un volcán activo, y al lado, la extensa Bahía de Nápoles y el mar Tirreno. Un camino de peaje conduce la mayor parte de las veces (dependiendo del clima) hasta la cumbre de Vesubio (es la ruta de los enamorados locales; la gente también cosecha setas cuando las condiciones lo permiten); el final de unos pocos cientos de metros caminando nos lleva encima de un camino cubierto de piedra pómez. El mirador está justo al borde del cráter y proporciona una buena vista del abismo lleno de vapor, de la bahía de Nápoles y de Pompeya hacia abajo. Cerca, los restos de Pompeya y Herculáneo, ciudades arrasadas por la gran erupción de 79 d. de C., son un testigo único de la vida cotidiana de los romanos. Los moldes de gente y animales enterrados bajo la ceniza que se encontraron, están bien conservados y se pueden ver en Pompeya. La decoración en algunas casas está intacta, incluyendo numerosas pinturas en la pared de dioses y seres humanos en escenas que van desde lo heróico hasta lo erótico.
     
Sorrento: Localizado en la cara del norte de la península, Sorrento ha atraído durante siglos numerosos artistas. Wagner, Nietzsche y Gorki pasaron un tiempo aquí e Ibsen escribió Los Fantasmas mientras vivió en Sorrento (la ciudad posee un cierta calidad, parece hechizada durante la noche, con demoniacas pero artísticas ruinas iluminadas apenas visibles dentro de las profundidades de sus cañones). El Museo Correale en Sorrento tiene reliquias romanas y algunos muebles, pinturas y porcelanas que pertenecieron a la familia Correale, pero la parte exterior del museo es en gran medida más interesante, con una caminata a través de jardines y viñedos y un paseo que atraviesa por lo alto la bahía y que ofrece una vista espectacular del puerto y de las ciudades y los acantilados circundantes.

Capri: Capri, una de las islas más conocidas y apreciadas de Italia, es accesible desde Sorrento, Positano, Amalfi y Nápoles. Desde el puerto Marina Grande se puede visitar en barco la principal atracción turística, La Gruta Azul. Otros sitios dignos de visitarse son la Villa Tiberio, ruinas del lujoso palacio romano que sirvió de retiro al emperador Tiberius y el Jardín de Augusto, al sur de la ciudad de Capri, aunque a menudo está abarrotado de turistas. Cerca del jardín hay una playa donde es posible nadar entre las rocas.
      
La Costa Amalfitana: La costa Amalfitana, entre Sorrento y Salerno es una de las costas más bellas de toda Europa. Amalfi es quizás la ciudad más conocida de la región. A pesar de la afluencia turística, todavía conserva su autenticidad. La Catedral románica con un campanario del siglo XIII, está situada en la plaza principal. El Claustro del Paraíso, a la derecha de la Catedral, también merece una buena visita. Hay algunos restaurantes excelentes y el vino de la zona, Sammarco, embotellado en Amalfi, es magnífico y barato.
      
Anclado en lo alto de Amalfi, 'más cercano al cielo que la costa', como André Gide escribió, está la antigua república independiente de Ravello. Desde aquí se encuentran las vistas más espectaculares de la costa Amalfitana, sobretodo desde la Villa Cimbrone donde las estatuas de mármol están alineadas sobre un jardín al borde de un acantilado de 335m.
Positano

es un pequeño centro turístico exclusivo de gran belleza. Anclado en lo alto sobre la costa, sus casas brillantemente pintadas y llenas de buganvilias han inspirado mil postales y cuadros y atraen a muchos visitantes cada verano.
       
Otros centros turísticos de Campania son: Maiori, Vietri sul Mare y Palinuro.
    
Otros lugares de interés: La ciudad de Caserta al norte de Nápoles era el asentamiento de los reyes de Nápoles. El Palacio Real de estilo barroco, basado en Versalles, tiene unos magníficos jardines. Hay imponentes templos griegos en Paestum, en la costa al sur de Salerno.
      
Ischia

una isla en la parte oeste de la bahía de Nápoles, es fácilmente accesible desde Sorrento o Nápoles. Aunque es más grande que Capri, no es tan popular entre los turistas, pero es muy visitada por los lugareños que la aprecian más por su tranquilidad y su belleza escénica.
     
Puglia, Basilicata y Calabria
Puglia: La región sudeste de Puglia comprende los peñascos arbolados del Aguijón de Gargano, la Península de Salentine (el 'talón' de Italia) y, entre ellas, el Murge, una meseta de piedra caliza repleta de cuevas. A excepción de Bari y de Taranto, ambos grandes puertos industriales, la economía de Puglia es totalmente agrícola. Los productos principales son el tabaco, las uvas, los vegetales, las almendras y las aceitunas. Hay hermosas playas en la costa adriática entre Barletta y Bari.
    
Puglia era importante en la épocas romana como puerta hacia el mediterráneo del este. El puerto de Brindisi, ahora eclipsado por Bari en términos comerciales, era el terminal de la Vía Appia, a lo largo de la cual los productos del este fueron transportados hacia Roma y más allá de ella. El Museo Arqueológico Provincial contiene muchas reliquias de esta época próspera. Virgilio murió en Brindisi en el año 19 AC.
    
En la meseta de Murge entre Alberobello y Selva di Fasano, el campo está lleno de millares de extraordinarias viviendas de piedra conocidas como trulli. Son circulares con las azoteas cónicas (también de piedra), similares pero menos famosas que las nuraghi de Cerdeña.
    
En el extremo norte de la meseta hay un castillo octogonal único, Castella del Monte, construido como casa de campo y caza en el siglo XIII por el amado emperador romano Federico II, que el mismo llamó el Stupor Mundi, 'maravilla del mundo '. Cerca, en Canosa di Puglia, están los grandes restos de la importante ciudad romana de Canusium. El convento de Santa María delle Grazie en San Giovanni Rotondo es un importante sitio de peregrinaje debido a sus lazos con el Padre Pío da Petralcina.
     
Basilicata: Region remota y montañosa entre Puglia y Calabria, Basilicata (Lucania) está densamente arbolada al norte alrededor del Monte del Buitre, un gran volcán extinto; en otras partes, las colinas son de piedra y yermas. Muchos ríos fluyen desde los Apeninos meridionales hsata el Golfo de Taranto, irrigando el fértil llano costero detrás de Metaponto (lugar de nacimiento de Pitágoras). La población es pequeña. La ciudad principal, Potenza, fue casi enteramente reconstruida después de un severo terremoto en 1857, sufriendo otra vez un destrozo de escala similar durante la Segunda Guerra Mundial.

Calabria

La punta de la 'bota', es una región espectacularmente hermosa de altas montañas, bosques densos y playas relativamente vacías. Castaños, hayas, robles y pinos cubren casi la mitad de Calabria y es un rico campo de cultivo para los amantes de las setas. Las setas Porcini (boletus edulis), frescas, secas o conservadas en vinagre, adornan los estantes de todas las tiendas de especialidades de la región. Más arriba de las montañas, la tierra produce sólamente pasto ligero, pero los prados florecen con una multiplicidad de flores salvajes cada primavera. Sólamente en las regiones aisladas, en la tierra de la costa pantanosa, la agricultura es posible y por lo tanto los habitantes se cuentan entre los más pobres de Italia. Además son atormentados frecuentemente por terremotos. Algunos lobos todavía sobreviven en las montañas, particularmente en la cordillera central de Sila. Catanzaro, Cosenza y Regina, en el estrecho de Messina, son las ciudades principales.
    
Centros turísticos: Las mejores playas de Calabria están en la costa oeste, con largas playas de arena blanca. Las playas en la costa del este de Calabria son más rocosas y están menos frecuentadas.
    
Sicilia
Situada estratégicamente entre Italia y el norte África y con un suelo fértil y ricas zonas costeras para la pesca, Sicilia ha sufrido una invasión casi continua que se ha registrado a lo largo de toda su historia. Los griegos, cartagineses, romanos, bizantinos, árabes, normandos, angevinos, aragoneses, borbones y, recientemente, los alemanes (y los aliados) durante la Segunda Guerra Mundial; todos han dejado su marca en esta isla única, las más popular del mediterráneo. La economía se basa en la producción de cítricos, almendras, aceitunas, vegetales, vino (incluyendo el Marsala), trigo y habas, junto con minería, la pesca (anchoas, atún y pez espada) y crianza de ovejas y cabras.
     
Los centros turísticos de playa más populares en Sicilia incluyen Cefalú (cerca de Palermo), Mondello, Acitrezza, Acireale, Taormina (véase más abajo) y Tindari. Hay extensas playas de arena en la costa meridional.
          
Palermo

La capital, Palermo, es una ciudad espléndida con un estilo magnífico, opulenta, vital, llena de una notable arquitectura, particularmente barroca. Los edificios más interesantes incluyen el Martorana, Santa María di Gesu, San Giuseppe dei Teatini y las iglesias del San Cataldo, la Catedral y el Palazzo dei Normanni. Las catacumbas en el Monasterio de Capucino contienen millares de cuerpos momificados.
     
La Costa del Este: Siracusa se dice que posee el mejor puerto natural de Italia. La vieja ciudad está asentada en una pequeña isla junto a la costa y contiene muchos edificios históricos. Arquímides vivió y murió aquí.
     
Catania  

es una ciudad espaciosa que data sobre todo del siglo XVIII, siendo reconstruida después de una sucesión de terremotos. El volcán más grande y más activo de Europa, el Monte Etna, está cerca y su erupción continúa atrayendo a muchos turistas.
    
Taormina

sobre la costa, es una pintoresca ciudad turística. Anclada en un acantilado con vista hacia el Monte Etna, tiene playas hermosas, un teatro griego bien conservado, un castillo y una catedral.
    
Messina

un puerto natural y profundo muy agitado, fue destruida casi enteramente por un terremoto en 1908. La Catedral es una reproducción exacta de la que fue destruida durante la tragedia de 1908, la cual fue construida en el siglo XI por el rey Rodrigo
Lugares históricos: Sicilia esta llena de restos de las sucesivas culturas invasoras y una lista exhaustiva de los sitios más importantes, está más allá del alcance de esta sección. Lo que sigue es una selección representativa de sitios y edificios: la Catedral normanda en Monreale, que contiene una enorme cantidad de mosaicos deslumbrantes; numerosos restos griegos se pueden ver en Agrigento, que se dice estan mejor conservados que los que hay en Grecia misma; el teatro griego en Siracusa; el gran Templo de Apolo en Selinunte; y las viviendas bizantinas en el acantilado hundido de Ispica cerca a Modica.
     
Islas de Sicilia: Muchas atractivas islas pequeñas rodean Sicilia, ofreciendo excelentes facilidades para la pesca subacuática. El alojamiento es generalmente austero (aunque hay algunos hoteles excelentes). Estas islas son el Grupo de Lipari (Lipari mismo, Vulcano, Panarea y Stromboli), Ustica, Favignana, Levanzo, Marettimo, Pantelleria y Lampedusa.
Cerdeña
Ésta es la segunda isla más grande del Mediterráneo. Gran parte del interior, tiene un paisaje casi lunar de peñascos y cimas y esta en gran parte deshabitada. En años recientes, ha habido mucha inversión en infraestructuras turísticas, particularmente en la zona norte conocida como la Costa Esmeralda y en la costa oeste cerca de Alghero. Ésta es la única región en Italia sin autopistas. El lenguaje sardo está más cerca del latín que del italiano moderno.
    
Cagliari

La capital está sentada en un valle pantanoso al sur de la isla. Fue fundada por los fenicios y ampliada posteriormente por los romanos que la conocían como Carales. Es hoy un puerto y un centro comercial ocupado mayoritariamente por las industrias pesadas de la isla.
    
Otros lugares de interés: Las únicas otras ciudades de talla son Sassari, en el área noroeste cerca a los centros turísticos de Alghero; Nuoro, una ciudad agrícola al borde del macizo central, una buena base para explorar el interior; y Olbia, un puerto pesquero y una terminal de transbordadores al borde de la Costa Emeralda.
    
Hay numerosos restos de la Edad de Bronce repartidos por la isla, el más conocido tal vez sean los nuraghi, viviendas de piedra circulares (a veces cónicas). La colección más grande de éstas se puede encontrar en Su Nuraxi, al norte, a cerca de 80 km de Cagliari.
    
Centros turísticos: Los centros turísticos de playa son: Santa Margherita di Pula, Alghero, Santa Teresa, Porto Cervo, Capo Boi y la isla de la Maddalena.     

 

 

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797