ISLANDIA

Islandia, oficialmente la República de Islandia es un país localizado en el extremo noroeste de Europa. Un lugar donde en cualquier época del año pueden presenciar tales maravillas de la Madre Naturaleza como un enorme casquete de hielo y varios glaciares, bullentes géiseres lanzando al aire columnas de agua y vapor y humeantes sulfataras, volcanes (esperemos que dormidos) de todo tipo, ríos furiosos y magníficas cataratas, un sinfín de aves, juguetonas ballenas a tiro de piedra de la costa y muchísimas otras sorpresas.Islandia significa cosas nuevas y diferentes para ver y hacer, en cualquier época del año. Cada una, con su atractivo, características y encanto, ofrece experiencias distintas. Y no se deje engañar por el nombre Ísland (Tierra del Hielo): Islandia puede ser sorprendentemente calurosa en verano cuando el sol brilla casi las 24 horas del día. Y las temperaturas de enero rondan los 0°C.
Con géiseres de los que mana agua a raudales, piscinas de lodo hirviendo, nubes sulfurosas que ascienden de grietas y glaciares que se abren paso lentamente entre las montañas, Islandia es un país que aún está forjándose, un enorme laboratorio volcánico donde poderosas fuerzas dan forma a la tierra y uno se siente insignificante. Para experimentar su naturaleza no hay como bañarse en sus charcas de color turquesa, remar bajo el sol de medianoche o caminar sobre un deslumbrante casquete glaciar.
Su fauna también es muy singular. No hay mejor lugar en el mundo para observar rorcuales aliblancos, ballenas jorobadas e incluso azules en sus fiordos más profundos. Además, un sinfín de aves anida en sus imponentes acantilados, incluidos miles de llamativos frailecillos.

El paisaje contagia: la energía oculta y el deseo de moldear al universo son rasgos característicos de los islandeses. Su capital, la limpia y verde Reikiavik, debe de contar con la mayor concentración de soñadores, escritores, poetas y músicos del mundo.

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797