BULGARIA

Situada en el corazón de los Balcanes, Bulgaria ofrece paisajes de gran diversidad: el norte está dominado por la llanura danubiana y el sur, por montes y altiplanicies. Al este, la costa del Mar Negro atrae a turistas durante todo el año.Montañas, playas y antiguos monasterios esperan al turista en este hermoso país.

Playas del mar Negro

No es difícil de entender porqué tantos turistas se acercan a la costa del mar Negro cada verano. Las largas y bien conservadas playas de arena de los grandes resorts son equiparables a algunas de las más concurridas del Mediterráneo. Para relajarse, broncearse o probar los deportes acuáticos, no hay sitio mejor. Lejos de las sombrillas y las motos de agua, el viajero encontrará pueblos costeros más pequeños y tradicionales ideales para jóvenes familias, antiguos enclaves de callejuelas empedradas, pintorescas casas de madera y una historia fascinante. Incluso las dos ciudades más grandes de la costa, Varna y Burgas, tienen atractivas playas cerca de sus bulliciosos corazones urbanos.

Iglesias e iconos

Bulgaria cuenta con una larga tradición de arte religioso y es imposible no reparar en los preciosos e intemporales iconos en museos, iglesias y monasterios. Las luminosas imágenes de los santos se muestran especialmente evocadoras en el interior de las iglesias ortodoxas iluminadas con velas, a menudo dispuestas en una pared de madera dorada llamada iconostasio. En el s. XIX se crearon cautivadores murales religiosos que adornan los muros de los monasterios más importantes de Bulgaria. Las iglesias más viejas construidas durante la ocupación otomana se pueden identificar por su deprimente y deliberadamente discreta apariencia.

Montañas y bosques

Siete variadas cordilleras hacen de Bulgaria un verdadero paraíso para excursionistas, montañeros y amantes de la naturaleza. Una extensa red de caminos trazados y cabañas facilitan a los senderistas el disfrute de los ricos y variados paisajes del país. Bosques alpinos vírgenes, lagos, cascadas y arroyos esperan ser explorados; todavía merodean osos, linces y lobos y también se pueden realizar actividades como esquiar, andar con raquetas de nieve, espeleología y kayak.

Antiguas ruinas

Con una historia tan larga y tumultuosa, no es extraño que Bulgaria albergue impresionantes huellas de los viejos pueblos y civilizaciones que surgieron, desaparecieron, conquistaron y pasaron por esta tierra. Los aterradores tracios dejaron su sello en el centro y sur de Bulgaria, y todavía pueden verse las tumbas de algunos de sus reyes y nobles. Los signos de la colonización griega y helenística de 2500 años de antigüedad son evidentes en la costa, mientras que en otros lugares, las fortificaciones, las termas y los teatros muestran la riqueza y los recursos del Imperio romano en su apogeo.
 

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797