USA

Estados Unidos, es una república federal constitucional compuesta por 50 estados y un distrito federal. La mayor parte del país se ubica en el centro de América del Norte (donde se encuentran sus 48 estados contiguos y Washington D. C., el distrito de la capital), entre los océanos Pacífico y el Atlántico, limita con Canadá al norte y con México al sur. El estado de Alaska está en el noroeste del continente, limitando con Canadá al este y separado de Rusia al oeste por el estrecho de Bering. El estado de Hawái es un archipiélago polinesio en medio del océano Pacífico, y es el único estado estadounidense que no se encuentra en América. El país también posee varios territorios en el mar Caribe y en el Pacífico.
Con 9,83 millones de km² y con más de 316 millones de habitantes, el país es el cuarto mayor en área total, el quinto mayor en área contigua y el tercero en población. Es una de las naciones del mundo étnicamente más diversas y multiculturales, producto de la inmigración a gran escala.

 

Geografía

La superficie de los Estados Unidos continentales es de aproximadamente 7 700 000 km². Alaska, que está separada de los Estados Unidos continentales por Canadá, es el estado más grande del país, con 1 500 000 km². Después de Rusia y Canadá, es el tercer o cuarto país más grande del mundo por área total (tierra y agua), clasificado justo por encima o por debajo de China. La lista varía dependiendo de si se consideran los territorios en disputa entre China y la India y de cómo se calcula el tamaño total de los Estados Unidos: The World Factbook de la CIA considera 9 826 675 km², la División de Estadísticas de las Naciones Unidas calcula 9 629 091 km², y la Enciclopedia Británica estipula 9 522 055 km². Incluyendo solo la superficie de la tierra, Estados Unidos es tercero en tamaño detrás de Rusia y China, justo por delante de Canadá.
El territorio nacional cuenta con múltiples formas de relieve y accidentes geográficos. A medida que se avanza tierra adentro, la llanura costera del litoral Atlántico da lugar al bosque caducifolio y a la meseta del Piedmont. Los Apalaches separan la costa oriental de los Grandes Lagos de las praderas del Medio Oeste. El río Misisipi–Misuri, el cuarto sistema fluvial más largo del mundo, corre de norte a sur a través del centro del país. La pradera llana y fértil de las Grandes Llanuras se extiende hacia el oeste, hasta que es interrumpida por una región de tierras altas en el sureste. Las montañas Rocosas, en el borde occidental de las Grandes Llanuras, atraviesan de norte a sur todo el país, llegando a altitudes superiores a los 4300 msnm en Colorado. Más hacia el oeste se encuentra la Gran Cuenca y los desiertos, tales como el desierto de Mojave, de Sonora y de Chihuahua. Las montañas de la Sierra Nevada y la cordillera de las Cascadas se encuentran cerca de la costa del Pacífico. Con sus 6194 msnm, el monte McKinley en Alaska es el punto más alto del país y de todo el continente. Los volcanes activos son comunes a lo largo de Alaska y las Islas Aleutianas, además de que Hawái consta de solo islas volcánicas. El supervolcán ubicado debajo del Parque Nacional Yellowstone en las montañas Rocosas, es la forma volcánica más grande del continente.
Clima
Por su gran tamaño y variedad geográfica, el país cuenta con la mayoría de los tipos de clima. Al este del meridiano, el clima varía de continental húmedo en el norte a húmedo subtropical en el sur. El extremo sur de la Florida y las islas de Hawái tienen un clima tropical. Las Grandes Llanuras al oeste del meridiano son semiáridas, mientras que gran parte de las montañas occidentales poseen un clima alpino. El clima es árido en la Gran Cuenca y en los desiertos del suroeste, es mediterráneo en la costa de California y oceánico en la costa sur de Alaska, Oregón y Washington. La mayor parte del territorio alaskeño tiene un clima subártico o polar. Los fenómenos meteorológicos extremos no son raros (los estados ribereños del golfo de México son propensos a huracanes y la mayoría de los tornados del mundo se desarrollan dentro del país, principalmente en la zona de Tornado Alley, en el Medio Oeste).
Idiomas
Idioma oficial de estados y territorios:
     Inglés es oficial.
     Dos o más oficiales.
     Inglés de facto.
     Múltiples idiomas de facto.
El inglés es el idioma nacional de facto. Aunque no existe ningún idioma oficial a nivel federal, algunas leyes (como los Requisitos para la Naturalización) colocan al inglés como idioma obligatorio. En 2006, cerca de 224 millones, o sea, el 80% de la población mayor de cinco años, hablaba únicamente el inglés en casa. El español, hablado por el 12% de la población, es el segundo idioma más hablado, y el que más comúnmente se aprende como segunda lengua. Algunas personas se encuentran a favor de convertir el inglés en el idioma oficial, como lo es en al menos veintiocho estados. El hawaiano y el inglés son los idiomas oficiales de Hawái. Aunque carecen de un idioma oficial, Nuevo México tiene leyes que alientan el uso del inglés y el español, de la misma forma que Luisiana lo hace con el inglés y el francés cajún. En otros estados, como en California, la publicación de ciertos documentos oficiales en español es obligatoria. Los territorios insulares garantizan el reconocimiento oficial de los idiomas nativos, junto con el inglés: el samoano y el chamorro son reconocidos por Samoa Americana y Guam, respectivamente; el carolinio y el chamorro son reconocidos por las Islas Marianas del Norte y el español es un idioma oficial de Puerto Rico.
Además de las lenguas mencionadas se siguen hablando un número elevado de lenguas nativas en numerosas reservas por todo el país y pequeñas localidades. Cada una de estas lenguas cuenta con unos pocos de miles de hablantes, siendo la más importante demográficamente el navaho con casi 200 mil hablantes nativos.

Turismo

Cada año, la mayoría de los millones de turistas extranjeros que viajan a Estados Unidos pasan gran parte de su estadía en solo diez de sus ciudades, que se presentan a continuación en orden de popularidad. Algunas son lugares para disfrutar de un ambiente de ajetreo y bullicio, y otras son para escapar de ello.

* Ciudad de Nueva York

Nueva York es la sede del distrito financiero de Wall Street, del distrito teatral, del rascacielos Empire State, de la Estatua de la Libertad, de museos de prestigio internacional y de vendedores callejeros que ofrecen comidas de todos los países. Es una ciudad que capta la atención del mundo entero. Aquí, cada jefe de cocina que abre un restaurante, cada diseñador que presenta una colección de modas y cada artista que cuelga sus obras en una galería se suma al rebosante entusiasmo que conecta cada cuadra de la Gran Manzana. Los visitantes se contagian a gusto de esa energía, ya sea por el bombardeo luminoso de los enormes carteles de la plaza de Times Square o por la sutil persuasión de los artesanos que venden sus productos en el parque de Union Square.

* Los Ángeles
La ciudad de Los Ángeles es mejor conocida por dos de sus barrios más famosos. Hollywood, conocida por sus derroches de lujo, su encanto sensual y sus momentos efímeros de inmensa fama, es el lugar donde se encuentran las estrellas más famosas del cine. Los visitantes disfrutan de un breve acceso a las celebridades cuando pasean por el Rodeo Drive y Sunset Strip, o cuando posan para fotografías frente al histórico Teatro Chino de Grauman. Nada que ver con Hollywood tiene el otro barrio, Venice Beach, donde predomina un estilo de vida más tranquilo. El Oceanfront Walk, que atrae a gente de todas las condiciones sociales, es un lugar idóneo para sentarse y ver a la gente pasar.

* San Francisco
San Francisco es una ciudad que responde a las brisas que le llegan del Océano Pacífico. Las condiciones del clima marcan las actividades de sus habitantes y de sus visitantes. En un día soleado, aun cuando en el aire se sientan unas breves notas de frío, el parque de Golden Gate es el destino preferido de todos para disfrutar de sus paseos por veredas, sus playas placenteras y sus vistas del emblemático puente. En los días nublados, es mejor aventurar por la ciudad subiendo a uno de los tranvías de cable con sus sonoras campanillas o bien programar una gira arquitectónica por las muy fotografiadas y filmadas casas de estilo victoriano, particularmente las llamadas “The Painted Ladies”, que adornan sus empinadas calles.

* Miami y Miami Beach
Como si al ritmo movido de un son bailable, Miami y su distrito playero laten con pulso rápido no importa la hora del día que sea. En un día soleado, South Beach atrae a la “gente bella” donde también destacan las estaciones de los salvavidas al estilo Art Deco. En la noche, las brillantes luces de neón en tonos rojos, verdes, azules y rosados transforman el Ocean Drive en un entorno chic y moderno como ningún otro en el planeta. La presencia constante de la cultura hispana en la ciudad se refleja en su gastronomía y en barrios como la Pequeña Habana, en cuya Calle Ocho se congregan los hombres para tertuliar alegremente en español mientras fuman cigarros y juegan dominó.
* Orlando
El área metropolitana de Orlando es el lugar ideal para escapar de todo. Es el sitio que ha dado rienda suelta a la imaginación. Aun al visitante más ingenioso le resultará difícil concebir de antemano los mundos que cobran vida en los parques temáticos de Universal y Disney World, u otras atracciones que llevan el sello Disney. Sin embargo, Orlando no es sólo destino de sueños, fantasías y personajes disfrazados. Los que visitan el centro de la ciudad descubren una interesante mezcla de arquitectura que varía desde casas de estilo victoriano hasta torres de apartamentos. Es también sitio de boutiques para hacer compras, de una amplia diversidad de restaurantes y de una floreciente vida nocturna. Para los que buscan un entorno natural, el parque del lago Eola ofrece veredas entrelazadas donde hacer recorridos a pie.

* Las Vegas
La ciudad entera de Las Vegas es una fiesta. Imagine un parque temático para personas adultas, donde los edificios iluminados por brillantes focos aluden a culturas antiguas o exhiben un diseño de exagerada fastuosidad. Sólo tiene que pasear por Las Vegas para ver esa visión realizada. Los visitantes disfrutan de los chorros de agua que se eleven a gran altura desde los surtidores, del despliegue de rayos láser, de los casinos de juegos de azar y de espectáculos de variedades con artistas perfectamente coreografiados. Es aquí donde dormir no es la prioridad máxima del visitante. Los turistas que buscan una experiencia más sobria pueden desplazarse hasta la calle Freemont, en el centro de la ciudad, donde en las casas de juego impera un ambiente más parecido al de otros tiempos.
* Honolulú
Mientras que la actividad de la ciudad de Honolulú se dinamiza con sus comercios, sus museos y el jardín botánico Foster (lugar ideal para un picnic), a Hawái se la conoce mejor como punto de traslado a la isla de Oahu. La mayoría de los visitantes suele quedarse en Waikiki para nadar en sus gloriosas playas, disfrutar de sus tiendas y restaurantes, y de la abundancia de actividades al aire libre — que varían desde lecciones para aprender a surfear hasta navegar en catamarán. Y cuando se habla de surfear, un lugar donde la mayoría de los habitantes y visitantes aficionados a este deporte montan sus tablas es en las aguas cerca de Haleiwa, un pueblo costero del norte. Los interesados en la historia naval de Estados Unidos podrán visitar el monumento conmemorativo al USS Arizona,  que honra a los que perdieron la vida en el ataque a Pearl Harbor en diciembre de 1941, y al USS Missouri, otro acorazado que fue dado de baja en 1992.

* Washington
La ciudad de Washington, D.C. representa el espíritu de Estados Unidos. Los visitantes experimentarán en esta ciudad la convergencia de la historia del país y el orgullo patrio, y la siempre activa y acelerada maquinaria de la política estadounidense. La ciudad es sede de muchos de los más importantes museos del país (Museo del Aire y del Espacio, Galería Nacional de Arte). A pesar de ser un centro urbano, la ciudad conserva extensos y naturales espacios verdes. Se puede pasear tranquilamente por los senderos que rodean la isla Roosevelt, emplazada en medio del río Potomac. Y, por supuesto, una de las grandes atracciones es el Paseo Nacional (National Mall) o Jardín de América. Sólo hay que tender una manta sobre el césped para descansar rodeado de los monumentos que honran a los líderes más importantes del país.

* Chicago
Conocida por sus equipos profesionales de deportes, restaurantes de prestigio mundial y arquitectura fascinante, Chicago figura como la ciudad más importante de la región norte-centro de Estados Unidos. De todos los nombres con los que se conoce la ciudad, el que mejor le queda es la "Ciudad de los Barrios”. Cada uno de sus 70 ó más barrios (desde Anderson en el norte a Hyde Park en el sur) exhibe una personalidad propia. Esta ciudad, a orillas del lago Michigan, también proporciona oportunidades excelentes para ir de compras, especialmente en la “Milla Magnífica”, la franja de boutiques y tiendas de diseñadores a lo largo de la avenida Michigan.

* Boston
Boston es verdaderamente la joya de Nueva Inglaterra. Una manera en la que los visitantes pueden conocer la ciudad es a través de las actividades de su cadena de parques, como el Boston Common, que contiene una atracción preferida por las familias, el estanque llamado Frog Pond. Muy cerca se encuentra el Public Garden, que tiene otro estanque donde se disfrutan paseos en botes en forma de cisne y que han estado en operación continua desde los años 1870. La ciudad es en sí un homenaje al papel importante que tuvo en la historia de Estados Unidos, pero no sólo le interesa mostrar su pasado histórico. Por ejemplo, la sala Faneuil, donde importantes oradores proclamaron sus protestas antes de la Revolución Americana, aloja ahora un mercado lleno de tiendas y restaurantes de acceso peatonal. La bahía de Boston, lugar de la fiesta del té de Boston, es hoy sede del popular HarborWalk, un extenso paseo frente a la bahía.

Newsletter

Teléfono:
2902 5797