Marruecos

El Reino de Marruecos es un país soberano situado en el Magreb, al norte de África, con costas en el océano Atlántico y el mar Mediterráneo.

Se encuentra separado del continente europeo por el estrecho de Gibraltar. Limita con Argelia al este —la frontera se encuentra cerrada desde 1994—, al suroeste con el Sahara Occidental, al norte con España, su principal socio comercial con el que comparte tanto fronteras marítimas como terrestres —Ceuta, Melilla y las plazas de soberanía— y al sur con Mauritania.

Es miembro de la Liga Árabe, Unión del Magreb Árabe, la Francofonía, la Organización de la Conferencia Islámica, la Unión por el Mediterráneo, la Unión Africana, la Unión Europea de Radiodifusión, el Grupo de los 77 y el Centro Norte-Sur. Es también un aliado importante no-OTAN de los Estados Unidos. Además es el país del mundo árabe donde es más estudiado el idioma español. Más de 80.000 estudiantes según la información provista por el Instituto Cervantes en 2015.

Historia

El actual territorio de Marruecos ha estado poblado desde tiempos de la Prehistoria, por lo menos desde el año 8000 a. C. haciéndolo el lugar más antiguo donde se ha hallado un cráneo de homo sapiens, atestiguado por rasgos de la cultura capsiana, en tiempos en que Magreb era menos árida de lo que es actualmente. Muchos teóricos creen que la lengua bereber apareció al mismo tiempo que la agricultura, y fue adoptada por la población existente, así como los inmigrantes que la trajeron. Análisis más modernos confirman que varios de esos pueblos han contribuido genéticamente en la población actual, incluyendo, además a los principales grupos étnicos —es decir, bereberes y árabes— fenicios, sefardíes, judíos y africanos subsaharianos. En el periodo clásico Marruecos fue conocida como Mauritania, que no debe confundirse con el actual país de Mauritania.

Marruecos se modernizó a finales del siglo VII, con la llegada del Islam. Uqba ibn Nafi, conquistador del Magreb en el siglo VII, alcanzó las costas atlánticas en las playas de Massa, se introdujo en el océano con su caballo y puso a Alá como testigo de que no quedaban más tierras por conquistar.

El imperio se derrumbó a causa de un largo periodo de guerras civiles.

En los siglos XV y XVI Portugal empezó una política expansionista en África, que en Marruecos tenía como objetivo controlar la costa y las actividades de piratería. Por su parte, tropas españolas al mando de Pedro de Estopiñán conquistaron la ciudad de Melilla en 1497, que pasó a depender del señorío territorial de los duques de Medina Sidonia, y a partir de 1556, de la Corona española. Tánger fue cedida por los portugueses a Inglaterra en 1661, como parte de la dote de Catalina de Braganza, cuando esta princesa se casó con el rey Carlos II. Los ingleses, frente a la continua presión marroquí, decidieron abandonarla el 6 de febrero de 1684.

A medida que Europa se industrializaba, el norte de África, con su riqueza y su interés estratégico, se fue volviendo un objetivo cada vez más atractivo para las potencias colonizadoras. Francia mostró un fuerte interés en Marruecos desde 1830. En 1860, una disputa sobre el enclave español en Ceuta llevó a España a declarar la guerra, en la cual fue victoriosa.

El Tratado de Fez (firmado el 30 de marzo de 1912) convirtió a Marruecos en un protectorado de Francia. Por el mismo tratado, a partir del 27 de noviembre del mismo año, los territorios del norte (en torno a las ciudades de Ceuta y Melilla) y del sur (fronterizos con el Sáhara Español) se convirtieron en el protectorado español de Marruecos. Francia y España controlan la Hacienda, el ejército y la política exterior de Marruecos en sus respectivos protectorados. Marruecos es un Estado autónomo protegido por Francia y España pero bajo soberanía del sultán y se convirtió en colonia de Francia y España.

Marruecos logró su independencia política de Francia y de España el día 2 de marzo de 1956; y el día 7 de abril del mismo año Francia abandonó oficialmente su protectorado en Marruecos. Con acuerdos con España en 1956 y 1958, Marruecos recuperó territorios antes controlados por dicho país. Marruecos es miembro de la ONU desde el 12 de noviembre de 1956. Marruecos se constituyó como una monarquía constitucional y de derecho divino al mismo tiempo. La monarquía es el referente nacional.

Política

De acuerdo con la Constitución de Marruecos, el país es una Monarquía constitucional, con un Parlamento electo. El Rey de Marruecos tiene amplios poderes ejecutivos, con la posibilidad de disolver el gobierno y el Parlamento y dirigir las fuerzas militares, además de otros poderes. Los partidos políticos de oposición están permitidos y varios se han presentado a las elecciones en los últimos años.

Geografía

Marruecos cuenta con cuatro cordilleras: el Rif, el Atlas Medio, el Gran Atlas y el Anti-Atlas. La montaña más alta es el Toubkal, que alcanza los 4162 metros de altitud. Entre el Rif y el Atlas Medio está el valle del Sebú. Desde Larache hasta Agadir está la llanura atlántica y entre la anterior y el Atlas Medio hay una meseta situada por encima de los 500 metros de altitud. Al sur del Antiatlas ya comienza el desierto del Sáhara. Los ríos principales: Sebú, Muluya, Um Er-Rbia, Tensift, Sus y Draa.

Relieve

Entre los países del Magreb, Marruecos se distingue por la gran altitud sus montañas y sus llanuras. El Alto Atlas tiene el pico más alto de Marruecos y de toda África del Norte, pero las superficies planas de Marruecos son mucho más extensas que en Argelia o Túnez. Tres grandes grupos de relieve deben ser distinguidos: las montañas, las llanuras y mesetas situadas al norte del Atlas Medio y las mesetas áridas situadas al sur del Anti-Atlas hacia el este y el sur. Las montañas mismas están formadas por dos conjuntos que difieren en su génesis y geomorfología.

Clima

El clima es mediterráneo en las costas y más continental en el interior, con una distribución claramente invernal de las precipitaciones (que oscilan entre 300 y 800 mm (y 1000 mm en la región de Tánger-Tetuán) y unas temperaturas de enero que rondan los 12-13 °C en la costa y los 10 °C en Fez, Mequinez, Uxda y Marrakech. Las temperaturas de julio rondan los 25 °C en la costa y lugares del interior. En las montañas las precipitaciones son más abundantes y las temperaturas más bajas. En el Sáhara el clima ya es desértico y muy árido.

Flora

La flora de Marruecos, con cerca de 4200 especies, es una de las más ricas del norte de África y una de las más diversas de la región mediterránea. Valga el dato de que sólo en el norte de Marruecos, en la región tingitana y el Rif, se acaban de catalogar 2915 especies y 344 taxones infraespecícicos. Vegetación de tipo mediterráneo, escalonada en pisos altitudinales. Principales especies: encina, alcornoque, cedro, pino. El bioma dominante en Marruecos es el bosque mediterráneo, dividido por WWF en tres ecorregiones: el bosque mediterráneo norteafricano, al norte, la estepa arbustiva mediterránea, en el centro-este, y el bosque seco mediterráneo y matorral suculento de acacias y erguenes, al suroeste. También están presentes el bosque montano norteafricano de coníferas, la estepa de enebros del Gran Atlas, en las montañas, y la estepa del Sahara septentrional, más desértica, en el sureste.

Fauna

Entre los parques nacionales de Marruecos, se encuentran el Parque nacional de Souss Massa, el del Toubkal, el de Tazekka, el de Iriki, el de Talassantane... Una de las especies de aves más amenazadas del mundo es el ibis eremita, cuya última población natural se encuentra en el Parque Nacional de Souss-Massa.

Litoral

La costa de Marruecos bordea el Mar Mediterráneo en el norte y el Océano Atlántico en el oeste. Sin incluir su reclamo de Sahara Occidental, la línea costera de Marruecos es de 1835 km. Si se le incluye Sáhara Occidental, cuenta con un total de 3500 kilómetros, siendo la más grande del continente de África, y abarcando 500 km de costa en el Mediterráneo y 3000 kilómetros en el Océano Atlántico. Las aguas marroquíes están consideradas entre los caladeros más ricos del mundo. En el 2014 según la guía mundial de las ciudades urbanas, la ciudad marroquí de Alhucemas en el norte del país fue elegida la séptima ciudad más bella del mundo en lo que se refiere a la belleza de sus playas, y también la playa Legzira alrededores de Sidi Ifni fue elegida como una de las mejores playas del mundo.

Economía

Marruecos tiene una economía bastante estable con un crecimiento continuo durante el último medio siglo. El PIB per cápita creció 47 % en los años sesenta alcanzando un crecimiento máximo del 274 % en los setenta. Sin embargo, esto demostró ser insostenible y el crecimiento se redujo drásticamente a sólo un 8,2 % en los años ochenta y 8,9 % en los años noventa.

Ferrocarriles

El sistema marroquí es administrado por la Oficina Nacional de Ferrocarriles (ONCF), se extiende sobre una longitud de 2110 kilómetros. La red de ferrocarriles marroquíes es de las más modernas de África. Se compone de un eje principal de orientación general norte-sur que une Uchda al noreste con Marrakech al sur a través de Fez, Mequinez, Kenitra, Rabat y Casablanca. Dos talleres principales están disponibles para el mantenimiento del equipo, en Casablanca (motor eléctrico) y Mequinez (diésel). También están bien equipadas y capaces de depósitos de mantenimiento rutinario en Marrakech, Uchda, Sidi Kacem, Rabat y Fez. Marruecos en 2018 tendrá una línea de alta velocidad, la primera en el continente africano, entre Tánger y Kenitra inicialmente para continuar a Casablanca, Essaouira, Marrakech y Agadir, y para el año 2035 se ha previsto la construcción de una segunda línea que unirá Casablanca, Mequinez, Fez, Taza y Uchda.

Tranvías

Rabat ha inaugurado sus dos líneas de tranvía en diciembre de 2010 (tranvía de Rabat-Salé). Casablanca ha inaugurado su tranvía en diciembre de 2012 en colaboración con el grupo francés Alstom, que proporciona la pista y un servicio de transporte, la compañía que opera el tranvía se llama Casaway (Casablanca Tranvía). También se estudia en la actualidad tranvías para las ciudades de Tánger, Fez, Nador, Marrakech, Uchda, Mequinez.

Ferrocarriles metropolitanos

El futuro metro aéreo Casablanca es un proyecto actualmente en discusión, con la posibilidad de extender el proyecto a otras ciudades importantes como Tánger, Marrakech y Agadir.

Aeropuertos

Marruecos cuenta con varias instalaciones aeroportuarias que incluyen 18 aeropuertos internacionales, 10 aeropuertos nacionales y otros pequeños aeropuertos para uso militar o deportes aéreos.

Puertos

Marruecos tiene costa sobre el Mediterráneo y el Atlántico, el sector marítimo cuenta con 38 puertos de la siguiente manera:

13 puertos de comercio internacional; Pasajeros o embarcaciones de 6 puertos. 19 puertos pesqueros o exportación de productos de la pesca. 6 puertos de para pasajeros o embarcaciones. Tras el éxito del mayor puerto comercial de África (Tánger Med), Marruecos planea construir tres nuevos futuros puertos similares: Nador West Med, Kenitra Atlántico y el Dajla Atlántico.

Turismo

El turismo en Marruecos está muy bien desarrollado, con una fuerte industria turística centrada en el país, la cultura y la historia; El turismo ecológio y el turismo cultural son clave como atractivos de Marruecos. Marruecos ha sido uno de los países políticamente más estables en el norte de África, lo que ha permitido el turismo se desarrolle. El gobierno marroquí creó un Ministerio de Turismo en 1985. Marruecos en 2013 se convierte en el país más turístico de África al alcanzar el umbral simbólico de 10 millones de visitantes. Para 2020-2022, Marruecos ha fijado la meta de llegar a 20 millones de turistas, para estar en el "Top 20 destinos en el mundo", dijo el ministro marroquí de Turismo en el 2014. Además, Marruecos cuenta con nueve sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Los destinos más visitados de Marruecos son: Rabat, Casablanca, Marrakech, Fez, Tánger.

Idiomas

Los idiomas oficiales de Marruecos son:

  • A nivel nacional: el árabe clásico y el bereber.

Los idiomas no oficiales de Marruecos son:

  • El árabe marroquí, conjunto de variedades de árabe dialectal habladas en Marruecos.
  • Lenguas bereberes (rifeño, tamazight y tashelhit) que se utilizan diariamente en las regiones montañosas de Marruecos.
  • El francés es la lengua del comercio; la enseñanza superior se imparte en francés.
  • El español: Regiones del Rif, Yebala y Tarfaya debido a que en el pasado conformaron el Protectorado español de Marruecos.

En el Sáhara Occidental, administrado por Marruecos:

  • El español y el árabe tradicional de la zona (hassanía), son ampliamente usados y son oficiales para la RASD.

El árabe clásico es el idioma de la legislación aunque las leyes también se traducen al francés y a veces al español.

La lengua mayoritaria hablada por la población es el árabe marroquí, poco a poco influido por la llamada lengua culta. De facto existe una diglosia e incluso una triglosia, motivada porque la gran mayoría de la población entiende y habla el francés. El rey de Marruecos cuando quiere que un discurso llegue a todo el mundo se ve obligado a utilizar para el mundo árabe, el árabe clásico, y para el resto del mundo, el francés.

Las zonas berberófonas, en sus tres dialectos de las lenguas bereberes (tarifit, tamazight y tachelhit) utilizan su lengua diariamente.

En las ciudades de Tetuán y Nador el conocimiento y uso del español es elevado; también en la población saharaui del antiguo Sáhara Español; en la mayor parte de la población de Larache, Tánger, Alhucemas y Sidi Ifni es usual. Existen grupos de hispanohablantes en ciudades como Rabat, Agadir, Kenitra, Casablanca, Taza, Fez, Marrakech, Mequinez y Uchda. Actualmente, existen seis centros del Instituto Cervantes, siendo una de las mayores concentraciones en un solo país de esta institución encargada de la difusión de la lengua española en el mundo. La población hispanoparlante en Marruecos asciende a unos 360 000 personas en 2006.

Los medios de comunicación marroquíes (prensa, radio, televisión) están disponibles en árabe, francés y español. En buena parte de la zona norte del país se pueden sintonizar sin problemas las emisoras de radio y los canales de televisión españoles.

Gastronomía

La cocina marroquí es la cocina mayormente de dieta mediterránea se caracteriza por su variedad de origen principalmente árabe y bereber con platos con la influencias de la cocina judía. A pesar de su común con las cocinas de otros países del norte de África, la cocina marroquí ha mantenido su originalidad y sus características culturales únicas. La cocina marroquí ofrece una variedad de platos: cuscús, tajín, pastela, cordero asado, briouats (pequeños pasteles triangulares rellenas de carne o pescado). Hay además, otros platos típicos de Marruecos: mrouzia, tanjia marrakchí (tradicional en la región de Marrakech), harira (sopa para romper el ayuno en Ramadán), la seffa, ensalada marroquí, shebbakiyya.

Cultura

Marruecos es un país con una diversidad étnica y una rica herencia histórica y cultural. A través de los años, ha sido el hogar de varios grupos humanos provenientes del oriente (fenicios, cartagineses, judíos y árabes), del sur (subsaharianos) y del norte (romanos, bárbaros, andalusíes, moros y judíos). Todas estas civilizaciones han tenido un impacto en la estructura social de Marruecos, donde conviven diversas formas de creencias, desde paganismo, judaísmo hasta los cristianos y el islam.

Desde la independencia ha existido un florecimiento en las artes marroquíes, especialmente en la pintura, la escultura, la música popular, el teatro y la cinematografía. Además, por todo el país se celebran distintos festivales de arte y música, sobre todo durante el verano. Cada región posee características culturales propias que le brindan su identidad, y que al mismo tiempo contribuyen al legado histórico-cultural de la nación. Por esta razón, el gobierno marroquí ha puesto entre sus prioridades la protección, conservación y promoción del patrimonio cultural de Marruecos.

Música

Marruecos está habitado principalmente por los árabes, junto con bereberes y otras minorías. Su música es predominantemente árabe, al-Ándalus y otras influencias importados han tenido un efecto importante sobre el carácter musical del país. Los géneros tradicionales más populares en el centro del país son: andalusí, Chaabi y Gnawa mientras tanto en el norte es el género reggada (es un género musical marroquí de la región del Rif oriental, el noreste de Marruecos), este género proviene de una antigua danza para la guerra.

Patrimonio de la Humanidad

Marruecos junto a Etiopía cuenta con más monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en África y el primero del mundo árabe. En la actualidad cuenta con 9 bienes declarados. Por otro lado, Marruecos cuenta con 4 bienes culturales inmateriales, lo que la convierte en el primer país de África, junto con Argelia, con un mayor número de bienes declarados en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797