KENYA

El ecuador divide a Kenia en dos partes casi iguales. La región septentrional es cálida y recibe poca lluvia; al sur se extienden tres regiones: la costa es húmeda, con una temperatura anual que varía entre los 24,4 ºC en junio y julio, y unos 27,8 ºC en febrero, marzo y abril de promedio; las tierras altas son bastante templadas, y la región del lago Victoria tiene un clima tropical. Las estaciones lluviosas se desarrollan desde octubre hasta diciembre y desde abril hasta junio.

Kenya está compuesta por cuatro regiones geográficas diferenciadas:

Cuenca del Lago Victoria (Nyanza)
La región geográfica de la cuenca del Lago Victoria es una meseta situada en el extremo sudoccidental del país, en la región administrativa correspondiente a las provincias de Nyanza (lago en swahili) y Western. La meseta se extiende desde las Cherangani Hills al nordeste, en el límite occidental del Rift, hasta el monte Elgon (4.321 m), cuya cumbre se sitúa en territorio ugandés. Al sur, el altiplano está bordeado al este por la sierra del Mau y se extiende hasta las orillas del Lago Victoria, a 1.200 m de altura.

La ciudad más importante de esta zona es Kisumu, en las orillas de Winam Bay, en el Lago Victoria. La ciudad es la tercera mayor del país, capital del pueblo luo y de la provincia de Nyanza. El lago, el tercero mayor del mundo con una superficie aproximada de 68.000 km², constituye un verdadero mar interior que baña las costas de Kenya, Uganda y Tanzania.

Valle del Rift y Tierras Altas
El Valle del Rift, la Gran Falla Africana, es una cicatriz que cruza de norte a sur la mitad oriental de Africa y el Oriente Próximo. A lo largo de su descomunal vaguada se alinean volcanes extinguidos o inactivos, y sus depresiones forman un conjunto de lagos que caracterizan esta región del continente.

Desde el Lago Turkana o Rudolf, en la frontera norte, hasta el Natron, en Tanzania, el Rift kenyata comprende un rosario de pequeños lagos: Baringo, Bogoria, Nakuru, Elmentaita, Naivasha y Magadi.

La falla divide en dos la gran meseta central de Kenya, las Tierras Altas. En el límite occidental, la sierra del Mau asciende desde la frontera tanzana hasta las Cherangani Hills, las cuales bordean la meseta que se continúa hasta el Monte Elgon. Al este de la falla, la cordillera Aberdares se prolonga hasta las Ngong Hills, al sudoeste de Nairobi, y por el norte hasta la sierra de Laikipia.

Las Tierras Altas Orientales están dominadas por la mole del Monte Kenya, el más elevado del país y el segundo del continente. En sus cumbres nevadas sobresalen tres picos, el Lenana (4.985 m) y los gemelos Nelion (5.188 m) y Batian (5.199 m).

Esta región comprende las provincias de Rift Valley, Central y Nairobi. En ella se localizan Nairobi, la capital, y Nakuru, la cuarta ciudad del país, próxima al lago del mismo nombre. El agradable clima de estas mesetas y sus fértiles valles motivaron el asentamiento de los primeros colonos europeos en las Tierras Altas de Kenya.

Altiplano Oriental (Nyika), N y NE

La vasta y árida región que se extiende al este de las Tierras Altas comprende las provincias Eastern (oriental), North Eastern (nororiental) y parte de la provincia costera. Esta meseta, que desciende suavemente hasta la llanura litoral del Océano Índico, presenta una orografía suave, sólo interrumpida por aislados conjuntos de colinas de escasa altitud. Sus principales accidentes geográficos se encuentran en la zona de Tsavo: las Taïta Hills, al oeste de la ciudad de Voi, y la cordillera Chyulu, que corre paralela al ferrocarril y a la carretera general Nairobi-Mombasa, principales vías de comunicación entre la costa y el interior.

En estas tierras discurre la mayor parte del recorrido de los dos principales ríos, el Tana y el Galana. Ambos nacen en las Tierras Altas Orientales y desembocan en el Océano Índico. El Galana se origina por la confluencia de los cauces del Athi y el Tsavo.

Las escasas lluvias que recibe esta región y sus altas temperaturas determinan un paisaje despoblado y semidesértico, que se convierte en un verdadero desierto en las áreas más septentrionales, continuando hasta las orillas del Lago Turkana. La aridez del paisaje, cubierto en algunas zonas de impenetrables espinos, sólo se rompe en los fértiles valles de los ríos y en las verdes laderas de las Taïta Hills.

La presencia de un gran número de volcanes, hoy extinguidos, ha dejado su testimonio en corrientes de lava como la Yatta Plateau, la más larga del mundo.

Costa de Kenya

La franja costera de Kenya constituye una llanura limitada hacia el interior por las suaves colinas que dan acceso a las mesetas. Sus blancas playas bordeadas de cocoteros y sus calas de aguas cristalinas se encuentran resguardadas del oleaje y las corrientes del Índico por arrecifes coralinos, cuya riqueza biológica se protege en varios parques nacionales marinos.

La bahía de Ngwana, antiguamente llamada Formosa, acoge la desembocadura de los ríos Tana y Galana, el primero en su costa norte y el segundo en el sur, cerca de la ciudad de Malindi. A lo largo de la costa se alinean varias islas, como el archipiélago de Lamu y la isla de Mombasa, la segunda ciudad más importante del país.

La costa de Kenya, cálida y hospitalaria, fue colonizada desde antiguo por numerosos pueblos que dejaron sus huellas a lo largo de la historia. La cultura swahili, de origen árabe, prosperó en este litoral hasta alcanzar un gran desarrollo antes de la llegada de los primeros exploradores europeos.

Lugares de interés

Nairobi es un importante centro comercial, de ahí que sea una ciudad con más servicios que otras en vías de desarrollo. Dentro de la ciudad hay lugares interesantes que se deben visitar, como el Anfiteatro de Bomas, cerca del Parque Nacional de Nairobi, donde se celebran importantes festivales y espectáculos con música y danzas tradicionales, el Ayuntamiento, el Palacio del Parlamento, la Biblioteca MacMillan o el Museo Nacional y dar un agradable paseo por City Park. Muy cerca de Nairobi ya encontramos un interesante parque nacional, el que lleva el nombre de la ciudad con numerosas especies animales.

Nairobi también disfruta de una activa vida nocturna, con diversos lugares para la diversión; en algunos de estos lugares, por ejemplo, los restaurantes de lujo se recomienda llevar chaqueta y corbata para los hombres y traje de noche para las mujeres, aunque el resto del día, la ropa informal y cómoda sea el atuendo usual.
    
Mombasa
Situada a orillas del Índico, es una de las ciudades más antiguas de África y un importante centro comercial. Entre los monumentos más interesantes de Mombasa se encuentra Fort Jesus, construido por los portugueses en el siglo XVI y que durante mucho tiempo fue considerado invulnerable a los ataques procedentes del mar. Esta fortaleza es la más antigua construida en África por los portugueses. También es interesante conocer mejor la vida de los que viven y trabajan en Mombasa visitando uno de sus mercados. Cerca de Mombasa se encuentran el parque nacional de Gedi, con las ruinas de la ciudad del mismo nombre, testimonio de la Edad de Oro de la cultura islámica en Kenia. La reserva nacional de Shimba Hills, desde cuyos hoteles puede verse a los animales salvajes o la línea del mar.
    
Monte Kenia y los Aberdares
Con sus 5.200 metros, el Monte Kenia es el segundo más alto del continente y meta de muchos aficionados a la escalada y al trekking que quieren enfrentarse a desafíos nuevos. Al pie del monte se extienden amplias praderas en las que viven antílopes, rinocerontes negros, elefantes y búfalos.
   
Masaï Mara
Un lugar obligado para los amantes de la naturaleza y los safaris fotográficos y en el que se desarrolla uno de los acontecimientos anuales más espectaculares del mundo: el paso de los animales por el río Mara procedentes del sur para entrar en la reserva Masaï Mara. Más de un millón de cebra y ñus se ponen en movimiento entre los meses de julio y septiembre. En la reserva hay una importante colonia de panteras, antílopes, cocodrilos e hipopótamos.
    
Amboseli
El parque nacional de Amboseli está situado bajo el majestuoso Kilimanjaro, en el límite de Kenia con Tanzania. Es uno de los más interesantes de toda Kenia gracias a la riqueza de su fauna y una de las imágenes más bellas y típicas de África.
    
Tsavo oriental y occidental
Es el parque nacional más extenso de todo el país y uno de los santuarios botánicos y animales más importantes del mundo. Situado a medio camino entre Nairobi y Mombasa, es conocido por su tierra rojiza, en la que muchas veces aparecen cubiertos sus elefantes. En la parte occidental se hallan las cataratas de Mzima, en las que se ven a los hipopótamos y los cocodrilos aparecer entre sus aguas. Todo este recorrido sin duda es casi agotador, pero, si no era suficiente el espectáculo visto hasta ahora, las maravillosas puestas de sol de Tsavos, con sus colores sorprendentes, son un regalo más para la vista.      

SOCIEDAD

Arte  
Kenia ha desarrollado una rica cultura popular en las diversas etnias que pueblan el país. Los dialectos hablados por las nueve tribus de la civilización Miji Kenda fue origen del ki-swahili, idioma vernáculo de Kenia y que en la actualidad habla más de la mitad del continente africano. Las civilizaciones árabes y europeas también han hecho su aportación a la cultura y el arte keniano.
    
Lengua   
El idioma oficial es el inglés, pero la lengua swahili es el idioma de la gente de la calle. Existen otros idiomas, como el kikuyo y el luo entre otras lenguas y dialectos locales

Costumbres
En Kenia habitan hasta 40 etnias diferentes, por lo que las costumbres son muy distintas entre una y otra tribu. Los ritos de iniciación que marcan el final de la infancia y la entrada en la adolescencia son de gran importancia para estos pueblos, ya que marcan la edad adulta. La introducción de otras religiones como el Cristianismo o el Islam no han apartado a la población de sus costumbres y su herencia cultural, en particular entre los swahili.
    
Gastronomía
En Kenia hay amplias zonas dedicadas a la agricultura en las que se producen multitud de productos alimenticios, entre ellos el riquísimo café arábica, del que es uno de los mayores productores del mundo.

La cocina tradicional es sencilla, pero con ingredientes casi imposibles de localizar en otras latitudes. Los pescados y los mariscos son los alimentos básicos de las poblaciones costeras, que suelen prepararlos asados lentamente o al grill. Los currys, sobre todo el curry a la africana es otro plato muy común, lo mismo que las sopas y las frutas tropicales.

CLIMA

Kenya posee una variedad de climas diferentes que coincide en gran medida con las regiones geográficas descritas. La condición de ser un país atravesado por el Ecuador resulta en una escasa variación de temperaturas a lo largo del año. Sin embargo, de unas regiones a otras se encuentran grandes diferencias en temperaturas medias y en precipitaciones. Esta diversidad climatológica se debe principalmente a los vientos y las diferencias de altitud.
  
Es importante destacar el régimen de lluvias, debido a su influencia sobre la vida animal y sobre el estado de las carreteras, muchas de las cuales se inundan o embarran y quedan intransitables. Las long rains, o lluvias largas, tienen lugar entre marzo y junio, siendo muy abundantes. Las short rains, o lluvias cortas, más moderadas, se producen entre octubre y noviembre. En general, las temperaturas son más elevadas durante los meses correspondientes al invierno boreal (enero, febrero y marzo).
   
El clima y la vegetación por regiones
   
La cuenca del Lago Victoria
El clima en la región situada a orillas del Lago Victoria está sometido a la influencia de su altitud (en torno a los 1.200 m) y de los vientos húmedos procedentes de la región de los Grandes Lagos. La temperatura es elevada durante el día y moderada por la noche, con unas máximas anuales de 31° y unas mínimas de 17°.
   
En las faldas del Monte Elgon susbsisten aún algunos retazos de selva húmeda. La vegetación característica de las Tierras Altas ocupa la mayor parte de este territorio.
     
El Valle del Rift y las Tierras Altas
En líneas generales, la altitud de esta región y los vientos que recibe determinan un clima moderado y suave. En Nairobi, a 1.700 m de altitud, las temperaturas máximas son de 26-27° en los meses del invierno boreal y de 23° durante el verano boreal. Las mínimas se sitúan entre los 12 y los 15°. Como es lógico, las temperaturas descienden a mayores altitudes. En la región del Monte Kenya, las medias se sitúan entre los 12 y los 18°, con temperaturas nocturnas por debajo de los 10°. Las mínimas nocturnas son igualmente frías en la región de los Aberdares. Las precipitaciones son abundantes durante las estaciones húmedas, siendo más abundantes en las long rains.
     
La sabana, el paisaje más popular y característico de esta región del mundo, no es en realidad más que una transición entre la selva húmeda y la estepa árida, y su origen como hábitat natural o creado por el hombre es controvertido. Se trata fundamentalmente de un ecosistema herbáceo, dominado por las gramíneas y con presencia variable de árboles y arbustos, principalmente acacias. El equilibrio natural de la sabana es una consecuencia de la acción de varios factores: la periodicidad regular de las lluvias, que hacen brotar los pastos tiernos; las migraciones de los grandes rebaños de herbívoros, que se desplazan buscando los pastos jóvenes, ricos en sales minerales; y la acción del fuego, que impide el sobrecrecimiento de árboles y arbustos que competirían con la pradera por la luz del sol y los nutrientes del suelo.
 
Las especies del género Acacia, de la familia de las mimosas, en forma de árbol o arbusto, son las más abundantes y típicas de la sabana. Las acacias se distinguen por su copa plana, sus durísimas espinas, sus hojas compuestas, sus flores de agrupación cilíndrica y su fruto en forma de legumbre. Su corteza es rica en taninos y se utiliza para la elaboración de tintes y productos farmacéuticos. La acacia sirve de alimento favorito a especies animales como jirafas, elefantes y gerenuks.
    
Las Tierras Altas conservan, por encima de los 1.300 m, las extensiones más abundantes de selva húmeda que aún persisten en Kenya, aunque no superan el 3% de la superficie total del país. Las mayores extensiones se encuentran en la región del Monte Kenya. Abundan los helechos y los auzones, así como el cedro mediterráneo, el enebro y las coníferas del género Podocarpus. Los bosques de bambú se encuentran a partir de los 2.000 m. A mayores altitudes, por encima de los 3.000 m, predomina la vegetación de montaña, principalmente brezo, turberas, praderas de montaña y lobelias gigantes.
   
El norte, el nordeste y el Altiplano Oriental (Nyika)
   
Las regiones del norte y el nordeste de Kenya presentan el clima más riguroso, lo que se refleja en la aridez del paisaje. Las precipitaciones son escasas a lo largo del año, en torno a 350 mm anuales. Las temperaturas son elevadas durante todo el año, siendo habitual alcanzar los 37° de temperatura máxima diurna en los meses más calurosos. Las temperaturas nocturnas no suelen descender de los 21°. En el Altiplano Oriental las temperaturas son cálidas aunque inferiores, en torno a los 30° de máxima y los 20° de mínima, con un régimen de precipitaciones más abundante, en especial en las regiones próximas al Kilimanjaro.
   
La vegetación en el norte y nordeste es escasa, compuesta principalmente por espinos y arbustos. En la zona sur abundan las acacias y los cactus candelabro del género Euphorbia. Destaca por su espectacularidad el Baobab gigante (Adansonia digitata), de la familia de las bombacáceas, con una altura a veces superior a los 18 m y un tronco de 9 m de diámetro. Su largo y pulposo fruto es comestible, y su corteza se utiliza para la elaboración de cuerdas y tejidos.

La vegetación es más abundante y variada únicamente en los oasis del norte y nordeste, en los valles de los ríos y en zonas como las Taïta Hills, con un paisaje casi alpino.
   
Dada la extensión de las regiones áridas, la mayor parte de la superficie de Kenya se compone de desiertos o estepas semidesérticas.

La costa de Kenya
   
La temperatura media anual en la costa kenyata del Índico se sitúa en torno a los 28°. En general, el clima en la costa es caluroso y húmedo, como corresponde a su latitud. Las tormentas son frecuentes y la temperatura rara vez desciende por debajo de los 21°, alcanzando unas máximas en torno a los 32° durante los meses correspondientes al invierno boreal, que son por lo general más secos y cálidos. La pluviosidad total anual asciende a los 1.100 mm.
    
Las condiciones de humedad y temperatura convierten a esta región en el hábitat ideal para la vegetación tropical. Los mangles y cocoteros crecen a lo largo de la línea litoral y aún susbsisten algunos retazos de selva tropical húmeda.

Newsletter

Teléfono:
(+598) 2902 5797